Crimen de Ramos: Enviaron muestras de ADN al laboratorio de genética Forense de Jujuy

Si bien en un primer momento se preveía que estas pericias se realicen en el Laboratorio Satélite Forense del Poder Judicial catamarqueño, debido a un vencimiento de plazo y de una prórroga, se autorizó el envío a la provincia vecina.
Luis Ramos

La justicia local informó que se enviaron muestras de ADN al Laboratorio Regional de Genética Forense del NOA en Jujuy. Si bien en un primer momento se preveía que estas pericias se realicen en el Laboratorio Satélite Forense del Poder Judicial catamarqueño, debido a un vencimiento de plazo y de una prórroga, se autorizó el envío de las muestras.

Con relación a la elaboración de prueba, la Fiscalía estaría en la etapa final de las pericias informáticas. Una de las primeras pericias efectuadas fue la visualización del teléfono celular de la imputada Robledo.

En este contexto, en un terreno baldío que se encuentra en inmediaciones de la casa de la joven imputada, se encontró una notebook. De acuerdo con las primeras sospechas, este dispositivo podría haber sido propiedad de la víctima. Se estima que los acusados pudieron haberla descartado arrojándola por una tapia.

La investigación es encabezada por el fiscal de la Quinta Circunscripción Judicial, Jorge Luis Barros. El acusado cuenta con el asesoramiento del abogado del foro local Julián Quintar. La imputada es asistida por la defensora Oficial, Claudia Espinoza.

A fines del mes de mayo, tras confirmarse la prisión preventiva, Córdoba fue trasladado al Servicio Penitenciario Provincial, en Capayán y Robledo, a la Unidad Penal Nº 2 –más conocida como Correccional de Mujeres-.

Recordemos que el pasado 10 de abril, Luis Adrián Ramos (43) fue violentamente ultimado. Por este crimen, Javier Córdoba (19) y Luján de los Ángeles Robledo (18) –quienes por entonces eran novios- fueron imputados por los delitos de “homicidio agravado para preparar, facilitar, consumar u ocultar otro delito o para asegurar sus resultados o procurar la impunidad para sí o para otro o, por no haber logrado el fin propuesto al intentar otro delito criminis causa” y “robo”.

Córdoba debe responder en calidad de autor, cuya única pena prevista es prisión perpetua, la pena máxima, de 50 años. En tanto que Robledo está acusada en grado de partícipe secundaria. Para ella, la pena podría rondar entre 10 y 15 años.

Te puede interesar