COVID en la Argentina: Catamarca ocupa el lugar 11

Provinciales 20/08/2022 Por Víctor Ingrassia
La provincia de Buenos Aires registra la mayor cantidad de contagios, le siguen Córdoba, CABA, Chaco, Jujuy, Tucumán, Salta, Santa Fe, Formosa, San Juan y Catamarca.
catamarca

El último boletín epidemiológico dado a conocer por el Ministerio de Salud en la primera semana de este mes confirmó que la subvariante más contagiosa del coronavirus registrada hasta ahora, BA.5 de Ómicron, pasó a representar la mayoría de los casos del país con un 53,5 por ciento.

En ese momento, la Argentina venía de 5 semanas consecutivas en cuanto al aumento de infecciones confirmadas por COVID-19 (6%, 17%, 25%, 5% y 26%, desde el 3 de julio hasta el 31 de julio). Pero en los últimos 14 días, los casos fueron en baja. En la semana del 7 de agosto las infecciones bajaron un 20% y en la del 14 de agosto un 26%.

Actualmente, el mundo sufre las distintas olas de contagios por las subvariantes de Ómicron BA.4 y BA.5. Mientras Estados Unidos reportó el jueves 87.000 nuevos casos; Francia, 35.000; Alemania, 58.000; Italia, 36.000 y Rusia, 33.000, la región asiática parece hoy tener la mayor incidencia de contagios en el mundo: Corea del Sur reportó 180.000 infecciones en un día y Japón 178.000.

Pero el coronavirus parece haber tomado un descanso en la región de América del Sur. Y particularmente en la Argentina con la disminución mencionada de infecciones por segunda semana consecutiva, pese a que la subvariante BA.5 es la más contagiosa reportada hasta ahora, según datos científicos.

Pese al descenso, el último reporte de las autoridades sanitarias nacionales informó 31.198 nuevos contagios y 126 muertes respecto al domingo 7 de agosto (en ese momento, los contagios y fallecimientos registrados (entre el 31 de julio y el 7 de agosto) fueron: 71 muertes y 42.227 casos).

Pero, ¿por dónde está circulando hoy BA.5 en el país? Martín Barrionuevo, contador y senador provincial por Corrientes, que se ha convertido en un experto en implementar gráficos con información oficial emanada por el Ministerio de Salud de la Nación, elaboró un cuadro en donde se observan las nuevas infecciones en las 24 jurisdicciones en las que está dividida la Argentina.

Así, la provincia de Buenos Aires registra la mayor cantidad de contagios con 1263 en una semana. Le siguen Córdoba (807), CABA (643), Chaco (191), Jujuy (176), Tucumán (165), Salta (147) Santa Fe y Formosa (128), San Juan (114) y Catamarca (101) se posicionan con más de un centenar de infecciones. Por otro lado, las provincias que menos contagios registraron fueron Tierra del Fuego (6), Santa Cruz (19), Chubut y La Pampa (22), San Luis (29), Neuquén (31) y Río Negro (35).

“Estamos viendo en el mundo una alta contagiosidad, pero no enfermedad de riesgo. Vemos que el actual coronavirus produce enfermedades respiratorias leves. Hoy hay muchísimas subvariantes de Ómicron circulando, que producen mutaciones permanentemente. Son cambios proteicos pequeños en la llave spike para ingresar a la célula humana”, explicó a Infobae, el infectólogo Ricardo Teijeiro, miembro de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI). Para Teijeiro tanto la nueva subvariante de Ómicron BA.2.75 como BA.4, BA.5 hacen que se produzcan muchos más contagios, especialmente en pacientes con trastornos inmunológicos, lo que le permite replicarse durante mucho más tiempo en un organismo y así crear una nueva mutación.

“Las subvariantes BA.4 y BA.5 son 4,2 veces más resistentes y, por lo tanto es más probable que provoque infecciones en personas que ya tuvieron la infección o que están vacunadas que conforman la mayoría de la población”, advirtió el científico Humberto Debat, investigador del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) e integrante de Proyecto País.

Los sublinajes BA.4 y BA.5 se habían detectado por primera vez en Sudáfrica en enero y febrero de 2022 respectivamente, convirtiéndose en las variantes dominantes en ese país en mayo pasado. Luego, impulsaron una ola de COVID-19 a nivel mundial.

Nuevos síntomas

Los síntomas que provocan estas nuevas subvariantes apenas difieren de los de las anteriores. Los más habituales son: catarro con congestión nasal, tos, dolor de garganta, fatiga, cefalea, dolores musculares, cansancio y en ciertos casos, diarreas y problemas gastrointestinales.

Según la OMS, no existen evidencias de una mayor gravedad de los casos en comparación con BA.2 por lo que el impacto se considera muy bajo. No obstante, un aumento muy elevado en el número de casos podría suponer un aumento en el número de hospitalizaciones y fallecimientos.

Según el investigador Eric Topol, fundador y director del Instituto Scripps Translational Science en La Jolla, California (Estados Unidos), la BA.5 está aumentando su frecuencia en el mundo y “es la peor versión del virus que hemos visto”, ya que llevó “el escape inmunológico, ya extenso, al siguiente nivel y, en función de eso, una mayor transmisibilidad”. “Se podría decir que no es tan mala porque no ha habido un aumento marcado de hospitalizaciones y muertes como se observó” con otro sublinaje de Ómicron.

En diálogo con Infobae el virólogo Mario Lozano, doctor en Ciencias Bioquímicas y experto en Biología Molecular, había afirmado que “BA.5, junto a BA.4, están produciendo un aumento de casos en prácticamente todos los países europeos, incluso con una alta tasa de vacunación. Y eso ocurre por dos razones: aparentemente tiene una capacidad de contagio un poco mayor que la primera Ómicron, que a su vez era mayor que Delta. La segunda es porque escapa un poco más de la protección que nos dan las vacunas, o sea los anticuerpos”.

“El BA.5 se iba a terminar imponiendo. Estamos viviendo casi una inmunidad de rebaño. Más del 80% de la población ya se contagió y un buen grupo tiene recontagios. También más del 90% ya se dio el primer esquema de vacuna con dos dosis y más del 60% tiene una tercera o cuarta. Ese combo llamado inmunidad híbrida nos está protegiendo para que no tengamos una explosión del BA.5″, precisó a Infobae el médico clínico Luis Cámera.

Tanto BA.5 como BA.4 son motivo de preocupación mundial porque han aumentado su frecuencia en los casos de personas con la infección en todo el mundo y están impulsando nuevas olas. Para el Ministerio de Salud, “el patrón de alta transmisión observado para Ómicron ha facilitado la aparición de mutaciones adicionales que definen diferentes sublinajes clasificados dentro la misma variante. A la fecha, se han reportado globalmente 5 diferentes linajes principales de Ómicron: BA.1, BA.2, BA.3, BA.4 y BA.5 y sus linajes descendientes (BA.1.1, BA.2.12.1, entre otros)”.

infobae

Te puede interesar