Gustavo Beliz renunció al cargo de Secretario de Asuntos Estratégicos

En medio de la expectativa por los cambios en el Gabinete, se confirmó la primera salida. Gustavo Beliz le presentó su renuncia al presidente Alberto Fernández.
Gustavo Beliz

El ahora ex secretario de Asuntos Estratégicos le informó personalmente su dimisión al jefe de Estado durante una reunión realizada este jueves en Casa Rosada.

Beliz era uno de los funcionarios más cercanos al Presidente y durante su gestión asumió diversas tareas, entre ellas la dirección del Consejo Económico y Social.

La renuncia se confirmó en medio de versiones sobre otros cambios en la administración Pública, que incluirían la conformación de nuevo súper ministerio del cual dependerían Economía, Producción y Agricultura.

Por lo pronto, Alberto Fernández estuvo reunido durante dos horas con la actual ministra de Economía, Silvina Batakis, quien aterrizó esta mañana en Buenos Aires luego de mantener reuniones en Washington con el Tesoro de los Estados Unidos y el Fondo Monetario Internacional.

Siendo abogado y periodista, Beliz comenzó su vida política de la mano de Carlos Menem. Había tenido su paso por el periodismo en la revista El Gráfico y luego en el diario La Razón. Era una de las jóvenes promesas durante la primera presidencia del riojano cuando empezó a escribirle los discursos. Llegó a ser secretario de la Función Pública y luego fue nombrado ministro del Interior, cargo en el que se desempeñó hasta 1993.

Posteriormente dejó el PJ y fundó su partido, Nueva Dirigencia. A través de ese nuevo signo político, compitió en la Ciudad de Buenos Aires, donde fue elegido para ocupara una banca en la Legislatura a fines de los 90. En ese época se volvió a encontrar con Alberto Fernández, a quien había conocido en la Facultad de Derecho cuando ambos estudiaban abogacía. Allí retomaron la relación.

Algunos años después, Beliz volvió a la Casa Rosada para ocupar en 2003 el Ministerio de Justicia durante la presidencia de Néstor Kirchner.

Luego de desempeñarse en ese cargo, el ahora ex funcionario se alejó de la vida política y del país: se mudó a Estados Unidos. En su exilio obtuvo trabajo en Washington, primero en la OEA y después en el BID, y escribió varios libros sobre las políticas en las que trabajó durante los años en los que estuvo fuera de la Argentina.

También vivió unos años en Uruguay y recién regresó al país en 2015. Tuvo una oferta para volver a la política de parte de Elisa Carrió, pero la rechazó. Finalmente, después de las elecciones PASO de 2019 recibió un llamado de Alberto Fernández y se juntaron. Fue en ese momento cuando hablaron sobre la posibilidad de trabajar juntos.

El 6 de diciembre de ese año fue confirmado como secretario de Asuntos Estratégicos, puesto en el que asumió cuatro días después junto al Presidente y todo el nuevo gabinete. Desde ese lugar, tal como se mencionó, se transformó en uno de los colaboradores con relación más estrecha con Alberto Fernández. De hecho, fue uno de los funcionarios que estuvieron presentes en la Quinta de Olivos para decidir los pasos a seguir tras la renuncia el ministerio de Economía por parte de Martín Guzmán.

Esa situación derivó en la llegada de Silvina Batakis al Palacio de Hacienda, aunque la crisis económica y política no mermó. Todo lo contrario. Por ello, por estas horas Alberto Fernández evalúa modificaciones en el Gabinete. Entre otras medidas, el mandatario nacional evalúa la creación de un “súper ministerio” que abarcará a los de Economía, Desarrollo Productivo, Agricultura y manejará la relación con los organismos multilaterales. El control de la nueva área sería ofrecido al hasta ahora titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

Te puede interesar