El Chaqueño Palavecino hizo bailar a todos en la Fiesta del Poncho

Provinciales 23 de julio de 2022
Con un sobresaliente show del Chaqueño Palavecino, la octava noche de la Fiesta Nacional e Internacional del Poncho culminó a lo grande.
chaqueño

El reconocido cantautor salteño ingresó pasada la una y media de la mañana y ensambló una batería de sus canciones, lo que generó que la fiesta comenzara inmediatamente y los fanáticos coparan los pasillos para bailar, mientras que otros -de píe- cantaban cada tema como si fuera el último.

“El Poncho es uno de los festivales más importantes para mí. Lo conozco desde que se hacía en clubes y al aire libre… hoy es una maravilla como creció”, expresó Palavecino promediando el show para elogiar el evento, y luego agradecer el apoyo del público.

La gente aplaudió sin parar al trovador, que efectuó un recorrido con su voz por parte de la historia de la música popular del país, con los éxitos que lo hicieron famoso. Algunas composiciones nuevas formaron parte de su repertorio, pero no tardaron en llegar los clásicos que la gente espera y canta casi a dúo con el salteño. La Villerita, Virgen de la Peña y A Don Amancio fueron los más coreados por el público. Un paso inolvidable por el Poncho. Hasta se dio tiempo para invitar a cantores catamarqueños como Facundo Ortega, Pascual Gutiérrez y Nelson Tula, con quienes cantó Catamarca me Conoce y Paisaje de Catamarca. Para despedirse apeló a Chacarera del Adiós y se ganó una ovación que inundo el salón principal y fortaleció esa empatía que existe entre este trovador y el público de Catamarca.

Previamente, la formación salteña de Ahyre arribó al mayor festival de música popular de esta tierra para entregar un repertorio con sus clásicas canciones románticas pero también aquellas composiciones bien autóctonas que los identifica desde hace largo tiempo.

Convencidos del horizonte musical al que apunta, el cuarteto salteño presentó su notable espectáculo en la Fiesta Nacional e Internacional del Poncho, en lo que fue la primera vez que subieron poniendo en escena esas cualidades que identifican claramente a esta renovada formación.

Sin escatimar esfuerzo, el conjunto lo dio todo en el escenario y puso a bailar a la gente. Las luces apagadas y con el brillo de los celulares, el clima resultó ideal para que surgieran esas versiones que se transformaron ya en un clásico como La Noche Sin Ti y La Luna. Podrán cambiar, quizás, nuevamente de nombre pero los catamarqueños ya los adoptaron como uno de los preferidos a la hora de escuchar buen folclore.

Para cerrar su presentación, la formación -conformada por Juan José “El Colo” Vasconcellos, Hernando Mónico,  Sebastián Giménez y Federico Maldonado- apeló a Si TeVas y afianzó aún más ese afecto mutuo que mantiene con Catamarca y su gente.

La noche del pasado viernes 22 también tuvo tiempo para que los presentes disfrutaran, una vez más, de esas clásicas composiciones que tan bien pintan el paisaje catamarqueño y en especial a su Valle Viejo en la voz de Hugo Nanni. Con letras y melodías propias, plasmó sobre el escenario ese indeleble sello que lo transforma en uno de las expresiones más auténticas del cancionero catamarcano. Valle Viejo un Sentimiento fue la más aplaudida.

Un momento especial fue el espectáculo que brindaron Carla y Nahuel Bazán, hijos del prestigioso cantautor lapaceño Carlos Bazán. Son la nueva generación pero no tardan en demostrar que la música corre por su sangre y transmite ese sentimiento y pasión por la música que los identifica. Cuando Vuelvo a Catamarca, Zamba del Poncho y Catamarca me conoce con la participación del icónico Calos Bazán fueron algunas de las canciones interpretadas y que marcaron expectativas sobre este proyecto artístico con miras al futuro.

El escenario mayor del Poncho también contó con la trayectoria de Catamarca Tres, que contó con la presencia de la incomparable voz del Nene Morales interpretando Malagueña; además de la música ciudadana que entregó la experimentada voz de Nena Herrera y el repertorio bien autóctono que propuso la cantora Sandra Warmi Sosa.

Entre las propuestas artísticas emergentes, se destacó el sólido trabajo efectuado por el conjunto Resonancia -encabezado por Carlos Di Pardo- y una compacta y agradable puesta en escena a cargo de la joven Andrea Ochoa. A ellos, se sumó un exquisito show de danza que propuso la Compañía Destino Tango, un proyecto que se conformó en 2014 con la dirección de Ale Ocampo y Andrea Cano y con el aporte de integrantes que poseen una amplia trayectoria, que incluye galardones en distintos campeonatos regionales y nacionales de tango.

Las delegaciones artísticas de La Paz y Paclín mostraron la belleza de su tierra a través de las voces de sus cantores y bailarines, a lo que se sumó un trabajo bien estructurado por la representación de la Universidad Nacional de Catamarca, que contó con la participación entre otros de Marcelo Amador, Rafael Toledo, Gabriela Ávila, Quito Villagra y Martín Oyola.

Promediando la noche, el belicho Pascual Gutiérrez fue el encargado de mantener en alto el clima folclórico en la noche y para ello se basó no sólo en su experiencia y trayectoria, sino también en esas canciones que le brotan desde el alma. Esas composiciones comprometidas con los quehaceres de su tierra fueron parte de una noche especial, más aún cuando la Fiesta del Poncho comenzó a transitar su etapa final en este 2022.

Te puede interesar