Wanda Nara y Maxi López llegaron a un acuerdo después de años de batallas judiciales

Espectáculos 06/05/2022
La empresaria y el exjugador, se casaron, tuvieron tres hijos y un divorcio controversial. Lograron limar asperezas pero no podían ponerle fin a la disputa económica.
Nara-Lopez

Quedó homologado por el juzgado el acuerdo entre Wanda Nara y Maxi López a través del cual, la empresaria da por saldadas las deudas que el exjugador tiene con ella por la manutención de los hijos en común, Valentino, Constantino y Benedicto. La mediática fue quien el año pasado realizó la primera oferta: deuda cero a cambio de que la casa que ambos compartían en el country Santa Bárbara quedara a su nombre.

El cierre del acuerdo fue confirmado por Intrusos. Mauricio D’Alessandro aclaró que a través del mismo quedaban saldadas las deudas pasadas, lo que no implica que el futbolista no continuara teniendo obligaciones para con sus hijos en un futuro.

”Más allá que esta cuestión es estrictamente procesal, aclaro que entre la señora Wanda Nara y el señor Maxi López han resuelto poner fin a todos los pleitos existentes entre ellos, al día de la fecha”, había escrito en octubre del año pasado Ana Rosenfeld, informando que de esta manera la ex pareja había decidido dejar atrás sus conflictos.

El acuerdo, que fue homologado por la Justicia en las últimas horas, había sido firmado por las partes el año pasado. A través del documento establecían que ambos decidían cerrar las 40 causas judiciales que tienen en Buenos Aires por diferentes motivos (económicos, bozales, etc.). Además establecieron que si bien Maxi tiene que seguir abonando la cuota alimentaria de los tres hijos que tienen en común hasta que estos tengan 21 años, las deudas que el futbolista tiene para con ellos hasta ahora, se desestimarían, quedando todo saldado.

En el mismo dividieron las propiedades que tenían en común en la Argentina y a ella le quedó la casa que compartían en el country Santa Bárbara, el mismo inmueble en el que la empresaria se instaló en diciembre cuando viajó con sus hijos para compartir la Navidad en familia. A su vez, según se había informado el año pasado, existen otros dos departamentos, uno de ellos en la calle Arévalo, que quedaron a nombre de López.

Desde que se separaron en el 2013, la mujer de Mauro Icardi y el exfutbolsita siempre tuvieron diferentes contiendas en la justicia argentina por motivos varios: alimentos, régimen de visitas y hasta impedimentos para mencionarse. El año pasado, sin ir más lejos, trascendió que la empresaria debía pagarle a su exmarido “tres multas de 50 mil dólares o su equivalente en pesos” por no respetar el bozal legal que él le había impuesto para evitar que ella hablara públicamente de él.

Respecto a las presuntas multas, Rosenfeld había dicho: “Ante las versiones que circulan sobre posibles multas que Wanda Nara debería pagar a Maxi López por haber -supuestamente- violado la medida autosatisfactiva impuesta para que no se refiriera a aspectos personales de su divorcio (bozal legal), aclaro que mi cliente a la fecha, nada debe abonar por dicho concepto”.

Además aclaró que “la Corte Suprema de Justicia de la Nación no se ha pronunciado sobre el fondo de la cuestión. Por su parte, el Tribunal de Familia Nro. 5 de San Isidro nunca dio traslado de las hipotéticas transgresiones”.

Lo cierto es que luego del denominado Wandagate, la relación -al menos públicamente- entre los papás de Valentino, Benedicto y Constantino mejoró notablemente. Incluso él se fue a París donde ella vive con sus cinco hijos, para cuidar a los varones mientras la hermana de Zaira arreglaba sus cuestiones privadas con su marido.

Te puede interesar