Palito Ortega se despide de los escenarios: “Todo fue un gran sueño”

Espectáculos 16 de abril de 2022
El cantante de 81 años tocará por último vez en el Luna Park y en el Teatro Colón.
Palito Ortega

“Hola, soy Ramón”, me saluda Palito Ortega cuando entro al estudio de grabación en el que está conduciendo una rueda de prensa desde temprano. Luces altas, dos sillas y un televisor gigante que reproduce en repeat el clip en vivo de “Un Muchacho como Yo”, su hit de 1967, grabado durante el inicio de su gira despedida en el Luna Park en el que desplega un histrionismo insólito para los 81 años que acusa su documento.

Ortega supo construir una carrera con altos y bajos dentro del ojo público, pero es un agradecido de que la gente lo siga eligiendo. Tiene por delante un nuevo show en el Luna Park -el 22 de abril-, una gira por su Tucumán natal, Mendoza, Chile y un último show en el Teatro Colón. “Le tengo mucho respeto y no deja de ser un símbolo de lo que pudiste alcanzar en tu vida”, dice.

-¿Qué te pasa cuando ves lo que generás en el público después de tanto años?

-Es una emoción muy grande porque todo ha sido como un gran sueño y está transitando esta última etapa. Una carrera de más de 50 años no es fácil, hay que renovar éxitos todo el tiempo, todos los años. Si hago un repaso rápido, desde el comienzo mismo, el hecho de haber viajado por el mundo, grabado en otros idiomas, presentado en Frank Sinatra en el Luna Park; Hice muchas cosas que parecían inalcanzables e imposibles, y todo eso se me viene en ese rebobinar que hago en estas circunstancias del final.

-¿Por qué decidis bajarte de algo que te renueva la energía?

-Hay mucho talento joven que hay que apoyar y darle la posibilidad de que estén ellos y se muestren. Me gusta apoyar a la gente joven porque sé lo que es golpear puertas y aunque ahora puedan grabar y subirse desde sus casas, nosotros caminamos mucho para ver si podías grabar un disco. Siempre hay que pensar que es bueno saber cuándo tranquilizarse y correrse un poquito. Todos tuvimos un tiempo y todos tienen que pasar por eso.

-¿Estas buscando hace un pase de antorcha, que alguien continúe el legado?

-Me suena pretencioso decir que le voy a dejar el lugar a otro. Cada cual tiene su búsqueda y más que yo dejarle el lugar, tendrá que ocuparlo por su propia capacidad y talento. En nuestra profesión nadie regala nada; La gente no regala aplausos, no regala amor. Se da a o no se da y eso lo tiene que despertar quien está en el escenario.

No creo que haya gente que invente a un artista, sino que te dan la oportunidad de subir a un escenario para que uno muestre lo que tiene para transmitirle a la gente. Soy consciente de que no he tenido un gran caudal de voz, pero siempre escribí mis melodías y cantaba con mi guitarra; Cuando me quise dar cuenta, veía que la gente empezaba a cantar, que siempre fue un propósito en mi carrera. Toda mi música la escribí pensando en que la gente tenía que cantar conmigo.

-Pensando en tus melodías, ante una carrera tan larga, ¿se puede seguir teniendo fe?

-El día que alguien pierda definitivamente la fe, perdió el rumbo para siempre. No se puede dejar de tener fe, de tener esperanza, sueños porque si hoy estás mal, mañana tenés un día nuevo por delante.

La salud de Charly García

Después de estar más de un mes internado por un accidente doméstico que le provocó una grave quemadura en su pierna, Charly García recibió el alta médica a finales de marzo. Palito, gran amigo y confidente desde su episodio traumático en Mendoza en 2008, cuenta que ya se está recuperando bien en su casa. “Charly parece una persona imposible que lo venzan. Pasó muchas situaciones difíciles y siempre se sobrepone por sus ganas de vivir. Una vez más está saliendo adelante”.

Te puede interesar