Fernández se recluye en Olivos y evalúa cambios en el Gabinete para relanzar el Gobierno

Política y Economía 15 de abril de 2022
El Presidente se instaló en la Quinta de Olivos donde solo estará en contacto con sus principales colaboradores. Rumores de una restructuración en Energía.
Fernandez

Alberto Fernández se instalará este fin de semana largo en la residencia presidencial de Olivos junto a Fabiola Yáñez y Francisco. El mandatario dividirá sus días entre la vida familiar y las reuniones con su círculo íntimo por posibles cambios en el gabinete.

Es que luego de esta pequeña licencia por paternidad el jefe de Estado volverá a meterse de lleno en la gestión en una semana clave para bajar tensiones en el Frente de Todos y diagramar eventuales modificaciones, tal como exigen algunos sectores del kirchnerismo duro.

Sin embargo, no está claro que estos posibles cambios se realicen en las áreas que pretende el cristinismo. En otras palabras, Cristina Kirchner quiere que Martín Guzmán deje su cargo como ministro de Economía, lo que no parece ser una opción, por ahora, para Alberto Fernández.

El Presidente analizará posibles cambios en el Gabinete: el kirchnerismo mira con atención estos movimientos
El índice de 6,7 puntos de la inflación registrado en marzo fue un nuevo argumento de los dirigentes K para pedir la cabeza del funcionario cercano al Presidente. La situación para el titular de la cartera económica es complejo pero en su entorno niegan que vaya a dejar su puesto.

Es en este contexto de tensiones e internas que el Presidente se prepara para, al menos, analizar cambios en el Gabinete. Se habla de una posible restructuración del área energética que comanda Darío Martínez, cercano a Cristina Kirchner. Su Secretaría ya llamó a audiencia pública para aprobar los aumentos de las tarifas acordadas con el FMI. Todo un avance para Guzmán.

Uno de los apellidos que suena con fuerza para entrar al gabinete es el de Agustín Rossi, exministro de Defensa, un dirigente al que Alberto Fernández aprecia y valora por su buena relación con algunos gobernadores. Sonó para reemplazar a Eduardo “Wado” de Pedro en Interior. La gran incógnita es saber si Cristina Kirchner permitirá que uno de sus principales alfiles deje el cargo.

Alberto Fernández tiene por delante una semana clave para bajar las tensiones en el Frente de Todos
Alberto Fernández y Cristina Kirchner no se hablan desde hace tiempo. En la última semana hubo otra frase inquietante de la Vice. “Que te pongan una banda y que te den un bastón no significa que tengas poder”, lanzó la funcionaria durante la apertura de una sesión plenaria de EUROLAT.

Entre los dirigentes que rodean al jefe de Estado intentaron bajarle el tono a la cuestión al asegurar que “el discurso no está dirigido al Presidente” y que es un concepto que la Vice suele repetir. Eso sí, las fuentes consultadas aseguraron que el momento elegido para lanzar la frase no fue el mejor. Ocurrió tan solo horas antes de que se conozca el dato de inflación, que finalmente fue de 6,7% en marzo, la más alta en 20 años.

Esta molestia tiene una explicación: cerca del Presidente aseguran que es necesario que cesen las críticas del kirchnerismo duro hacia el rumbo económico del Gobierno porque de lo contrario es difícil garantizar estabilidad al mercado externo e interno.

El jefe de Estado tiene el desafío esta semana de comenzar a buscar la manera de encontrar un punto de equilibrio con Cristina Kirchner. Si no se recompone el vínculo con el kirchnerismo, deberá hallar la forma de que esa tensión no lo afecte en el día a día.

Faltan 18 meses para las elecciones presidenciales, un año y medio para encauzar la economía, restablecer las vías de comunicación internas y tratar de llegar con aire suficiente para tener chances de pelear en las primarias.

Lo cierto es que, en medio de estas discusiones internas, el mandatario tiene una agenda de trabajo que atender. Esta se reactivará el lunes a las 10.30 en la Casa Rosada cuando reciba a su par de Ecuador Guillermo Lasso que encabezará en el país una visita de estado de dos días.

   

Te puede interesar