Semana Santa: ¿Cuándo y por qué no se come carne?

Info General 14 de abril de 2022
Los días en los cuales los fieles católicos acostumbran a privarse de la carne roja y los orígenes de esta tradición.
Carne

En el transcurso de otra Semana Santa, vuelve a ser un tema la tradición cristiana de no comer carne roja en ninguno de los viernes de la Cuaresma (además del Miércoles de Ceniza y Viernes Santo). Esta costumbre seguida por los católicos tiene como origen la práctica de abstinencia y ayuno como penitencia.

Se establece que, por ley divina, todos los fieles están obligados a hacerla. Aunque, en general, muchos pasan por alto que las leyes de ayuno y abstinencia rigen para el resto de los viernes de cada semana del año. Siempre dependiendo de la edad de la persona.

Para los menores de 14 años no hay obligación de guardar ayuno ni abstinencia. Para las personas de entre 14 y 18 años está la obligación de guardar la abstinencia de carne o de otro alimento todos los viernes del año. En el caso de las personas de entre 18 y 59 años sí está la obligación de cumplir con la abstinencia de carne u otro alimento a lo largo de todos los viernes del año además de ayunar el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo. Por último, las personas de más de 59 años ya no tienen la obligación de ayunar pero sí de seguir evitando comer carne. Aún así, estas prácticas suelen llevarse a cabo más durante la Cuaresma y Semana Santa (en relación al relato bíblico de los 40 días que pasó Jesucristo en el desierto sin comer).

El motivo por el cual existe esta costumbre tiene que ver con el sufrimiento que pasó Jesús al ser crucificado el Viernes Santo, como acompañamiento en ese dolor. Es por eso que el Domingo de Pascua se celebra que es el día de la Resurrección. También se dice que, en la antigüedad, la carne estaba asociada a los grandes y lujosos festines. Por lo tanto, abstenerse de consumirla implicaba un mayor sacrificio. 

Lo cierto es que, con el correr de los años, la Iglesia Católica ha relativizado un poco esta costumbre, explicando que la penitencia también se puede aplicar en otros aspectos. El ejemplo más reciente es el del Papa Francisco, quien en tiempos de tanto dominio tecnológico, recomendó “apagar la televisión, desconectarnos del celular y renunciar a tanto palabrerío, tanta crítica inútil”. A fin de cuentas, el ayuno a seguir depende de cada fiel.

Te puede interesar