Científicos de la NASA detectan “el cometa más grande jamás visto”

Más Noticias 14 de abril de 2022
Se trata del Bernardinelli-Bernstein, un cuerpo cuyo núcleo tiene una masa de alrededor de 500 billones de toneladas y 137 kilómetros de ancho.
cometa

Según la investigación, publicada en Astrophysical Journal Letters, el núcleo de este cometa es 50 veces más grande que el de la mayoría de los cometas conocidos. Su masa, en tanto, es cien mil veces mayor que la masa de un cometa típico que se encuentre mucho más cerca del sol.

Aunque se mueve cerca de la Tierra a 35.000 kilómetros por hora, lo más próximo que estará es a 1600 millones de kilómetros del Sol, y eso sucederá en 2031.

El cometa fue descubierto inicialmente por los astrónomos Pedro Bernardinelli y Gary Bernstein hace más de 10 años mientras trabajaban en el Observatorio Interamericano Cerro Tololo en Chile, cuando estaba a más de 4800 millones de kilómetros del Sol. 

Punta del iceberg

"Siempre hemos sospechado que este cometa tenía que ser grande porque es muy brillante a una distancia tan grande. Ahora confirmamos que lo es", dijo el investigador David Jewitt, profesor de ciencia planetaria y astronomía de UCLA.

Según indicó el experto, "este cometa es literalmente la punta del iceberg de muchos miles de cometas que son demasiado débiles para ser vistos en las partes más distantes del sistema solar".

Se trata de "un objeto asombroso, dado lo activo que es cuando todavía está tan lejos del sol", destacó, por su parte, el autor principal de la investigación, Man-To Hui, quien obtuvo su doctorado de la UCLA en 2019 y ahora trabaja en la Universidad de Ciencia y Tecnología de Macao en Taipa, Macao. 

Actualmente, el cometa está a menos de 3000 millones de kilómetros del sol y se espera que en unos pocos millones de años regrese a su lugar de anidación en la nube de Oort.

Cómo calcularon su tamaño

Para poder determinar su tamaño, los investigadores usaron el telescopio Hubble: primero tomaron cinco fotos del cometa, el 8 de enero de 2022, y luego incorporaron observaciones de radio anteriores.

El desafío de medir este cometa, admitieron, fue determinar el núcleo sólido del enorme coma polvoriento, la nube de polvo y gas que lo envolvía, dado que el cometa está actualmente demasiado lejos para que el Hubble resuelva visualmente su núcleo. 

Dado que los datos del Hubble muestran un pico de luz brillante en el núcleo, Hui y sus colegas crearon un modelo computacional del coma circundante y luego lo ajustaron para que coincidiera con las imágenes del Hubble. Finalmente, restaron el resplandor de la coma, dejando atrás el núcleo.


Hui y su equipo compararon el brillo del núcleo con observaciones de radio anteriores del Atacama Large Millimeter/submillimeter Array, o ALMA, en Chile. 

Las nuevas mediciones del Hubble están cerca de las estimaciones de tamaño anteriores de ALMA, pero sugieren de manera convincente una superficie del núcleo más oscura de lo que se pensaba anteriormente. "Es grande y más negro que el carbón", dijo Jewitt.

Te puede interesar