Usain Bolt se retiró del atletismo desgarrándose

El jamaiquino tuvo una triste despedida en la posta 4×100 en el Mundial de Londres, cuando en los metros finales sintió un pinchazo en la pierna izquierda y abandonó.

No es justo. Así no. Esta no puede haber sido la última vez que vimos a Usain Bolt en una pista de atletismo. No de esta manera. Con todos los ojos del mundo sobre él, el mejor velocista de todos los tiempos se desgarró en su prueba despedida, la posta 4×100.

El Mundial de atletismo de Londres fue el escenario en el que el hombre más rápido del planeta transitó la pista sabiendo que no habría más oportunidades. Pero tuvo el peor final: desgarrado en la pierna izquierda.

facebook VOCES ESCRITAS

El sábado pasado había sido segundo en los 100 metros, y la presión por retirarse con un nuevo oro debe haber sido grande para él. La largada de sus compañeros no había sido buena y cuando recibió el testimonio Jamaica venía rezagado en la pelea por el primer lugar. Todos confiaban en que él lo solucionaría, pero pasó todo lo contrario.

Bolt explotó en la salida pero a los pocos metros se le vino el mundo encima al sentir un pinchazo en la pierna izquierda, que lo dejó automáticamente fuera de competencia. Tirado en el piso y con dolor. Atendido por los médicos y consolado por sus compañeros y rivales. Esa será la impensada última imagen en una pista de un hombre que cambió el atletismo para siempre.

A lo largo de su carrera, Usain cosechó once títulos mundiales y nueve oros olímpicos en 100, 200 y 4×100 metros, aunque uno de ello se lo retiraron por doping de su compañero Nesta Carter. Sus mejores marcas en Mundiales son los 9,58 en los 100m y los 19,19 en los 200m, ambas en Berlín 2009, y el récord olímpico de 100m (9,63 en Londres 2012). Además, en equipo logró 36,84 en la posta 4×100 en Londres 2012, que también es plusmarca mundial.

La despedida de otro grande

Además de Bolt este sábado se retiró Mo Farah, legendario corredor de 5000 y 10000 metros. El nacido en Somalía pero nacionalizado británico había ganado los diez mil la semana pasada, pero en los cinco mil fue segundo con un tiempo de 13 minutos y 33.22 segundos.

El etíope Muktar Edrid fue el vencedor (13m32.79s), privando a Farah de su cuarto título mundial en la prueba y su quinto doblete al hilo entre Mundiales y Juegos Olímpicos.

Ahora Mo, de 34 años, se dedicará a la madre de todas las pruebas atléticas: el maratón.

Comentarios

comentarios