Un destacamento policial inaugurado por Denett, Quevedo y Paulón lleva 2 años sin funcionar

Nunca hubo efectivos policiales asignados en esa dependencia y está cerrada desde el día de su inauguración.

A fines de febrero de 2017, el secretario de Seguridad Marcos Denett junto al jefe de Policía Orlando Quevedo, la intendenta de Fiambalá, Roxana Paulón inauguraron el Destacamento Policial de Mesada de Zárate, en el norte de Fiambalá, en el departamento Tinogasta, pero nunca entró en funcionamiento. Según se informó, de todas las dependencias policiales del departamento, la de Mesada de Zárate es la que cuenta con mayores comodidades para el trabajo policial, y la que tiene mejor estado de conservación.

Nunca hubo efectivos policiales asignados en esa dependencia y está cerrada desde el día de su inauguración. Se conoció que su puesta en funcionamiento es de importancia para el desarrollo de las tareas de prevención porque desde allí se pueden cubrir la Mesada, Chuquisaca, Las Papas, Antinaco, La Ciénaga, la ruta que conduce a Antofagasta de la Sierra y demás parajes y localidades del Norte departamental.

Las fuentes consultadas pidieron mantener en reserva su identidad y explicaron que para poner en funcionamiento este destacamento, son necesarios al menos 4 efectivos en cada una de las tres guardias diarias. También, señalaron la importancia de contar con medios de movilidad y comunicación apropiados, teniendo en cuenta que se trata de una zona semidesértica, con rutas y caminos vecinales de tierra, que se tornan casi intransitables en épocas invernales o lluviosas.

Informaron que el personal policial del departamento Tinogasta trabaja sobrecargado, ya que por lo general, efectivos que fueron destinados a alguna dependencia son convocados desde Fiambalá o la ciudad de Tinogasta para que cubrir eventos tales como carreras de autos, de motos, de caballos, partidos de fútbol, campeonatos, seguridad en los boliches o situaciones “críticas” como manifestaciones populares y marchas pidiendo Justicia, como las registradas recientemente tras el asesinato de Elba Ibáñez en la ciudad de Fiambalá. Remarcaron que los tres puestos camineros ubicados sobre el ingreso a Tinogasta por la ruta 60, el control de la ruta provincial 3 y el ingreso a Fiambalá no cuentan con personal policial, y que habitualmente están sin funcionar. Hicieron hincapié en que la mayoría de las dependencias están trabajando con guardias mínimas, y que “desde hace tiempo” apenas logran cubrir las demandas. Indicaron que en el contexto provincial la Unidad Regional N° 5, con asiento de jefatura en la ciudad de Tinogasta, es la que menos efectivos policiales tiene, a pesar de ser la segunda con mayor extensión territorial, que cuenta con el Paso Internacional San Francisco que conduce a Chile, y la mayor concentración de turismo local, nacional y extranjero de la provincia. Finalmente, explicaron que los destacamentos que están sin personal son los de El Durazno, Villa Luján, Costa de Reyes, Cordobita, El Pueblito y la Costa. En cuanto a El Salado, señalaron que cuenta con un solo efectivo por turno, cuando debería tener más personal, un subcomisario y móvil propio.

Puede interesarte también
Comentarios
Cargando...