Russo se mostró disconforme en su debut como DT de Boca

Miguel Ángel Russo debutó anoche como entrenador de Boca Juniors y en el arranque oficial de su segundo ciclo al frente del «xeneize» mostró su disconformidad tras el empate sin goles como local ante Independiente.

Miguel Ángel Russodebutó anoche como entrenador de Boca Juniors y en el arranque oficial de su segundo ciclo al frente del «xeneize» mostró su disconformidad tras el empate sin goles como local ante Independiente «porque se jugó con 10 hombres durante una hora por la expulsión de Carlos Izquierdoz y además al equipo le faltó precisión y velocidad».

«La verdad que con 11 jugadores estuvimos poco tiempo, apenas 20 minutos, y después hubo un esfuerzo grande de todos, porque es muy difícil jugar una hora con uno menos», destacó Russo en diálogo con la prensa al término del encuentro.

«A Izquierdoz lo habían amonestado unos pocos minutos antes y después, aunque lo ví por televisión, no se advierte muy bien su segunda falta. Pero cuando él se fue decidí sacarlo a Agustín Obando por Junior Alonso porque por el lugar de él Independiente no nos atacaba», describió.

Después Russo tuvo elogios para el arquero Marcos Díaz, reemplazante del indiscutido titular, el lesionado Esteban Andrada, «porque fue importante respondiendo en la media distancia, ya que Independiente no creó jugadas mano a mano con el arquero».

«Pero reconozco que al equipo le faltó más velocidad y precisión. A Carlos Tevez lo saqué sobre el final porque había hecho un esfuerzo muy grande», aclaró.

«A partir de ahora deberemos mejorar en que no nos echen a nadie (en los amistosos de verano también vio la roja Ramón Ábila) y también en lo futbolístico», apuntó acto seguido.

Y concluyó con una referencia sobre el colombiano Jorman Campuzano, aparentemente su preferido a la hora de elegir al volante central del equipo. «Le tengo la misma confianza que a Iván Marcone, e igual al resto, porque los muchachos hicieron un partido inteligente con esa desventaja de un hombre menos, sabiendo que si nos hacían un gol se derrumbaba todo», admitió.

«Pero no quiero desvalorizar el punto, aunque sé que estamos en una instancia en la que no tenemos margen de error para pelear el título», finalizó.

Boca volverá a entrenarse este martes a las 9.30 en su predio de Ezeiza y observarán la evolución de Mauro Zárate, que salió «con una molestia muscular» en el gemelo derecho, según explicó el propio Russo.

Puede interesarte también
Comentarios
Cargando...