Provincias aplican protocolos para acompañamiento a familiares en agonía

Fueron implementados en los distritos para permitir el acompañamiento familiar a personas que se encuentren internadas en sus últimos días de vida para evitar que se interrumpan los vínculos sociales y afectivos que configuran un importante sostén en los procesos de cuidados.

Autoridades de la mayoría de las provincias implementaron recientemente protocolos específicos para permitir el acompañamiento familiar a personas que se encuentren internadas en sus últimos días de vida en medio de la pandemia de coronavirus para evitar que se interrumpan los vínculos sociales y afectivos que configuran un importante sostén en los procesos de cuidados.

A diferencia de San Luis, que hasta hoy no dispuso aplicar el decreto firmado el 31 de agosto por el presidente Alberto Fernández, varias provincias ya tenían en marcha sus propios sistemas, algunas desde hace décadas como Río Negro, y otras analizaban la forma de implementarlo con el armado de protocolos específicos para el paciente terminal y su familia.

Provincia de Buenos Aires

El Gobierno bonaerense aprobó el 28 de agosto un documento sobre el acompañamiento a personas internadas con coronavirus y sus familiares para “evitar la soledad y la angustia que el distanciamiento podría producir” en los pacientes y dispuso herramientas para equipos médicos “enfatizando la importancia de la función de acompañamiento por parte del Estado”.

La resolución destacó la necesidad de “humanizar y contemplar la dimensión subjetiva y singular donde están en juego la salud y la vida” y busca contribuir a que los equipos sanitarios “puedan brindar apoyos a quienes atraviesan situaciones de profundo dolor y respetar las medidas de cuidado”.

Córdoba

En Córdoba, la secretaría de Prevención y Promoción de la Salud, Gabriela Barbas, dijo a Télam que los permisos de acompañamiento “siempre estuvieron implementados y previstos como criterios de excepción y se trabaja cada día en el fortalecimiento”.

Además, aseguró que desde julio está en marcha una “mesa de bioética” para potenciar ese fortalecimiento en esos casos, aunque “siempre se contempló”.

La funcionaria sostuvo que tras el caso de Solange Musse, quien falleció de cáncer en agosto y a cuyo padre no le permitieron ingresar desde La Pampa cuando la mujer agonizaba, se expandieron las excepciones.

Mendoza

El Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes de Mendoza aprobó días atrás un protocolo que permite a pacientes terminales de cualquier patología ser acompañados durante la pandemia.

Fuentes de Salud explicaron que “es un protocolo para el ejercicio humanitario de derechos y decisiones en el final de la vida en pacientes y referentes afectivos durante la pandemia” que fue elaborado por profesionales de epidemiología, bioética, salud mental, cuidados paliativos, derechos humanos, psiquiatría infantojuvenil, asuntos jurídicos del Ministerio, con la colaboración de profesionales de la Universidad Nacional de Cuyo.

San Luis

En San Luis no se aplica el decreto nacional que autoriza el acompañamiento a enfermos críticos de coronavirus o de cualquier enfermedad e incluso se ha impedido el acceso a la provincia de familiares que venían con ese objetivo. El caso emblemático fue el de las hermanas Victoria y Antonela Garay a quienes les negaron el permiso de acceso en 10 oportunidades para visitar a su padre Martín Garay que agonizaba en la localidad de Quines.

Las mujeres viajaron 3.500 kilómetros desde Tierra del Fuego, el padre murió cuando estaban en viaje pero tampoco fueron autorizadas para asistir al cementerio, ya que las obligaron a realizar una cuarentena de 7 días pese a que contaban con todas las autorizaciones y se habían realizado los hisopados requeridos y habían dado resultados negativos.

La Pampa

En La Pampa, la directora de Epidemiología Ana Bertone dijo a Télam que las autoridades del área de Salud “están trabajando para poner en marcha el sistema de acompañamiento a pacientes internados en estado crítico, con diagnóstico confirmado de Covid-19 o por cualquier otra enfermedad” y para ello la subsecretaría de Salud Mental del Ministerio elaboraba los protocolos.

Entre Ríos

Entre Ríos emitió a principios de septiembre, a través del Comité de Organización de Emergencia de Salud (COES) nuevas normas que restringen el acompañamiento de pacientes en instituciones de salud pero las permite en situaciones de estado crítico.

La muerte aislada y en soledad “impone una condición de sufrimiento y profundiza las consecuencias emocionales en el paciente y su familia y entorno afectivo”, apuntó el COES e instó a “humanizar el cuidado y la atención y sumar un enfoque integral al tratamiento del Covid-19; garantizar los derechos a información, toma de decisiones y respeto por la autonomía del paciente y facilitar el contacto y comunicación durante todo el proceso de internación”.

San Juan

San Juan puso en marcha el 26 de agosto un “estricto protocolo” para que los pacientes críticos puedan ser visitados por “familiares próximos” y, según la ministra de Gobierno, Fabiola Aubone, eso permite que la persona agonizante “pueda vivir sus últimos momentos de vida de una manera más humanizada”.

La norma abarca a sanjuaninos o residentes en otras provincias y para ello, cada institución sanitaria estableció corredores seguros para su circulación y una revisión revisión médica, antes de poder acompañar a los pacientes.

Jujuy

En Jujuy “se está armando un protocolo en común entre los distintos hospitales de la provincia” que se podría implementar desde “la semana próxima”, dijeron desde el ministerio de Salud jujeño.

Tierra del Fuego

En Tierra del Fuego aún no rige la autorización para el acompañamiento de pacientes críticos aunque dos proyectos de ley fueron presentados en los últimos días por diputados provinciales de la UCR y del Partido Verde para “acompañar el momento de morir” de los seres queridos y señalaron que la pandemia genera “dilemas éticos, lagunas legales y también da la oportunidad de pensarnos más solidarios” y “velar por los derechos de los habitantes”.

Neuquén

El Ministerio de Salud de Neuquén, a su vez, elaboró el documento “Aspectos Bioéticos para el acompañamiento a personas internadas y sus vínculos afectivos durante la pandemia de Covid-19” en el que permite que cada centro asistencial lo adecue a su funcionamiento.

Río Negro

Río Negro cuenta desde hace 19 años con un programa de Atención Paliativa y Cronicidad Avanzada que implica la implementación gradual de una red de atención integral en los sistemas sanitarios para pacientes con enfermedades crónicas avanzadas y, en medio de la pandemia, “se tomó la postura de acompañar a los pacientes terminales para que no fallezcan solos y que estén acompañados en su despedida por algún familiar cercano”, explicó la coordinadora del Programa Control de Cáncer y Atención Paliativa y Cronicidad Avanzada del Ministerio de Salud provincial, María Coller.

Santa Cruz

En Santa Cruz, fuentes gubernamentales dijeron que está prevista la aplicación del decreto nacional de acompañamiento dado que, dijeron, “tenemos la obligación de darle asistencia y los cuidados al final de la vida y eso incluye al paciente, la familia y también al personal de la salud”.

“Todos entran al hospital para salvarse pero no todos se salvan y en el paso de la muerte hay una dulzura académica que está pensada y se llama ‘ética del buen morir’”, añadió uno de los voceros del área de Salud.

Telam

Puede interesarte también
Comentarios
Cargando...