Palo Blanco: La desolación de los vecinos luego del temporal

Las imágenes del desastre son elocuentes y muestran la furia de la naturaleza. Los pobladores piden soluciones al gobierno.

El día después de la tremenda inundación que afectó al poblado de Palo Blanco, dejó en evidencia las terribles consecuencias que sufrieron los pobladores. Muebles inservibles, viviendas seriamente dañadas y cultivos arrasados. Entre los pobladores hay indignación.

El miércoles por la noche tras una fuerte tormenta, Palo Blanco se vió literalmente arrasado por el agua que ingresó con gran fuerza y caudal por las calles del pueblo, ingresando a las viviendas y destruyendo cultivos.

Tras la calma, las imágenes del desastre son elocuentes y muestran la furia de la naturaleza. Los pobladores piden soluciones al gobierno.

Los vecinos sostienen que lo que sucedió en Palo Blanco pudo haberse evitado si las “faraónicas obras” -según decían- en septiembre pasado, con bombos y platillos desde la Municipalidad de Fiambalá.

El año pasado el gobierno municipal había anunciado la puesta en marcha de una obra de riego para Palo Blanco, ese anuncio contó con la presencia del ex Subsecretario de Administración de Agua y Obras Hidráulicas de Catamarca, Abel Carlos Fabián Pedraza; autoridades locales y gente acarreada para la ocasión, se anunciaba la llegada de una máquina que tendría la misión de iniciar una obra que por muchos años solicitaban los productores de esa localidad, ostentando lo que sería un colosal trabajo que finalmente nunca se hizo.

A todo esto el pasado 28 de diciembre surgieron los primeros inconvenientes y finalmente en las primeras horas de este jueves sucedió lo más triste que mostramos en esta crónica.

Autoridades de Palo Blanco solicitaron con carácter de urgencia la ayuda de la provincia, ya que las defensas quedaron destruidas y una futura inundación generaría un verdadero desastre.

“Necesitamos que se nos mande una excavadora que pueda reforzar lo que quedó de las defensas antes de que el agua se lleve el pueblo”, señaló el concejal Toro, quien recordó que “el 28 de diciembre, tras la primera crecida de este verano, nosotros solicitamos que se refuercen las defensas que habían quedado dañadas, pero no se nos escuchó y ahora la situación es mucho más grave”.

Por su parte desde el municipio de Fiambalá dijeron que se encuentran trabajando con todos los organismos encargados de actuar ante estas inclemencias del tiempo, «llevamos agua potable a todos los vecinos», dijo Roxana Paulón.

Dijo que el agua ingresó a los hogares y bomberos, municipales, delegaciones están trabajando en conjunto.

“No podemos pasar a Palo Blanco con la maquinaria que pide la gente porque ponemos en riesgo también la vida de los maquinistas hay que pensar en eso, los caminos han quedado borrados “hoy a mí me preocupa la gente que se sientan bien, las viviendas” expresó Paulón.

En la actualidad son 10 las viviendas afectadas y hay una familia de adultos mayores que fue evacuada, desde el municipio se dispuso que se entregue agua potable a todas las familias afectadas y hoy se cocinó en el CIC para que todas las familias puedan almorzar y atender las primeras necesidades.

Puede interesarte también
Comentarios
Cargando...