Nicolás Trotta descartó el dictado de clases presenciales en enero

El ministro de Educación insistió en que no hay fecha para el regreso a las aulas.

El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, volvió a contradecir a su par de la Ciudad de Buenos Aires, Soledad Acuña, al reafirmar que «todavía no están dadas las condiciones epidemiológicas” para que los alumnos porteños vuelvan a tener clases presenciales como así tampoco en los partidos que componen el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA): “Eso sería poner en riesgo a toda la población”.

El funcionario nacional aseguró el domingo que su deseo es que los estudiantes de todo el país regresen a las escuelas «antes de fin de año”, pero aclaró que la prioridad del presidente Alberto Fernández es evitar contagios entre maestros y chicos y que por eso condiciona la toma de decisiones a la evolución de las «estadísticas epidemiológicas”, explicó.

Trotta además rechazó los dichos de Acuña sobre la posibilidad de dar clases en el verano: “En enero no va a haber clases presenciales. El impacto de la pandemia no lo resolvemos con tres semanas”.

El ministro de Educación de la Nación trazó el panorama que se vive a lo largo y ancho del país: solo el 0,2% de los alumnos pudieron volver a las aulas mientras que el 90% pudo sostener la educación a través del sistema virtual. Por eso, el Gobierno busca priorizar los esfuerzos en el 9,8% de los chicos que perdieron todo contacto con sus maestros.

La semana pasada, Trotta y Acuña se reunieron para debatir la vuelta a clases en la Ciudad de Buenos Aires de 6500 alumnos que, por no tener acceso a computadoras o Internet en sus hogares, perdieron contacto con los maestros durante al aislamiento social por el coronavirus, pero no llegaron a un acuerdo total.

Tras el encuentro, Trotta explicó, “No hubo un ‘no’ sino un ‘establezcamos condiciones’ para cuidar a los hijos porque hay un amesetamiento de los casos en un nivel muy alto”.

Esta semana, Trotta se reunirá con el Consejo Asesor para definir la situación en el AMBA y elaborar con la Ciudad de Buenos Aires el índice epidemiológico para determinar en qué momento podrá autorizar las clases presenciales.

Puede interesarte también
Comentarios
Cargando...