Municipios deben más de $58 millones en alumbrado público

Tinogasta tiene una deuda de 1,2 millones y Fiambalá supera los 4 millones. Quieren que no se genere más pasivo.

Según números que maneja la Provincia, los municipios deben más de 58 millones de pesos a la EC SAPEM, por el servicio de alumbrado público y por la energía que utilizan para los edificios municipales. La información se da a conocer en el marco de las negociaciones entre la Provincia y las comunas por la firma del Pacto Fiscal Municipal.

Como se conoció la semana pasada, uno de los puntos del acuerdo es la posibilidad de que el gobierno pueda descontar de la coparticipación lo que gastan los municipios en estos servicios y de esta forma, no seguir incrementando el pasivo de las intendencias.

Este tema generó algunas dudas en los jefes comunales que pidieron tiempo para analizar el documento y luego firmar el Pacto. Finalmente, aceptaron el acuerdo, pero en este punto, incluyeron la posibilidad de modificar sus ordenanzas impositivas para que la EC SAPEM sea agente de percepción de otros servicios municipales, como barrido y limpieza.

También, obligaron a la Provincia a gestionar un programa de reconversión de luminarias, para utilizar tecnología led.

En total, son 58.298.379 pesos que deben los municipios a la empresa distribuidora de energía hasta el 19 de febrero del año pasado. No obstante, no todos los municipios están con deudas, puesto que hay intendentes que están al día con el pago de este servicio. Por otro lado, hay intendentes que ya empezaron a regularizar sus situaciones con planes de pagos o con el compromiso de realizar obras eléctricas.

El presidente de la EC SAPEM, Raúl Barot, explicó los motivos por los que la Provincia incluyó este tema en las negociaciones por el Pacto Fiscal. “La idea es evitar ir a la justicia y ejecutar las deudas que tienen los municipios. Lo que se quiere es buscar alguna forma de compensar la situación”, dijo.

“Como nosotros somos agentes de percepción de las tasas de alumbrado público, le ofrecimos a los municipios ser también agentes de percepción de otras tasas municipales que son muy difíciles de cobrar, como la recolección de residuos, en las facturas de energía y de esa forma compensaríamos parte del consumo de alumbrado”, agregó.

El funcionario destacó que la empresa tiene censada la cantidad de luminarias en toda la provincia, detallando por departamento y jurisdicción municipal. “Todos los meses, hacemos una declaración jurada sobre la compensación que hacemos sobre las tasas percibidas, la factura de consumo y la diferencia a pagar. Para que no se siga acumulando deuda y que los municipios no se atrasen, hay una opción que es que directamente nos pague el Estado con la deducción de la coparticipación”, sostuvo.

Pero en cuanto a la deuda en sí, manifestó que se estudia hacer un plan de pago para evitar la ejecución. En ese contexto, destacó que sigue vigente, la opción de que los municipios pueden aplicar sus fondos a la ejecución de obras eléctricas en sus jurisdicciones, consensuadas con la empresa en la parte técnica. “Ellos ejecutan la obra y una vez finalizada, se compensa parte de la deuda”, añadió.

En esa línea, indicó que hay varios municipios que se acercaron a la empresa a proponer esta forma de cancelación de deuda. Algunos de ellos, son Recreo y Tinogasta. Además de destacar que hay comunas, como Capital y Tapso que están al día.

Finalmente, Barot indicó que la empresa no tomará ninguna medida hasta que el Ministerio de Hacienda y Finanzas dé la orden. “Lo primero es hacer un plan de pago y no ahogarlos a los municipios, y trabajar conjuntamente sobre alguna tasa para ser agentes de percepción para poder lograr que podamos recaudar un dinero a nombre del municipio y estabilizar las cuentas”, dijo.

El ancasti

Puede interesarte también
Comentarios
Cargando...