Los rugbiers contraatacan y denuncian a la fiscal

Este jueves los ocho jóvenes detenidos se trasladaron a Gesell para entrevistarse con el juez. En el transcurso de la tarde, se conoció que la estrategia de la defensa es cuestionar el «circo mediático», las indagatorias y la forma en que se realizaron las ruedas de reconocimiento.

Los detenidos por el crimen de Gesell conversaron hoy con el juez David Mancinelli, quien definirá en las próximas horas si esos acusados siguen presos y con qué fundamentos. Los «rugbiers» están señalados como coautores y partícipes necesarios de la muerte de Fernando Báez Sosa (18) frente a la discoteca Le Brique. Y hoy quedó claro que no van a darse por vencidos: Hugo Tomei, abogado de los diez imputados, se quejó del «circo mediático» que hay alrededor de la causa y presentó una denuncia penal contra la fiscal Verónica Zamboni.

La denuncia contra Zamboni critica la manera en que se desarrollaron las ruedas de reconocimiento y plantea la nulidad de la indagatoria de los detenidos a partir de algunos argumentos técnicos.

Pero la fiscalía tampoco duerme. Zamboni insiste en la acusación por homicidio premeditado con participación de dos o más personas. Para ello, se basa en un texto de 251 páginas en los que se enumeran evidencias contra el grupo de hombres.

Los que están tras las rejas son Máximo Thomsen, Ciro Pertossi, Ayrton Viollaz, Enzo Comelli, Lucas Pertossi, Matías Benicelli, Blas Cinalli y Luciano Pertossi. Thomsen y Pertossi están sindicados como coautores. Los otros seis como partícipes necesarios. En tanto, Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi siguen imputados por su posible participación, pero salieron en libertad hace unos días.

Y hay más. La querella insiste con el triple agravamiento: según el equipo de Fernando Burlando, en el crimen del 18 de enero hubo premeditación, alevosía y placer. Ante ese panorama, la defensa busca tiempo para organizar un plan. Pero la tiene difícil.

Puede interesarte también
Comentarios
Cargando...