Los argentinos copan Moscú y hay nuevo hit: “Yo te amo Argentina”

Los ideólogos del himno que resonó en Brasil 2014 lanzaron un nuevo tema. Más corto, más clásico y sin cargadas, cómo es la nueva canción que se suma al repertorio de temas que ya empiezan a circular en Rusia

Dicen que fue la canción más cantada en la historia de los mundiales. Tal vez fue más que eso. El “Brasil decime qué se siente” se doctoró: alcanzó la representación de un himno. Imperfecto, ambiguo, pero oportuno y efectivo. Ocupó el espacio vacante de una canción que modernizara el repertorio nacional y universalizara la voz del hincha argentino. Ambientó Brasil y su Mundial, gracias al coro de fanáticos que invadieron, tal vez como nunca antes en la historia de los Mundiales, el país organizador.

 

De la letra ícono se hizo un libro, una película, publicidades, reediciones, inspiró una versión revanchista de Brasil, se regó en la prensa extranjera con notas específicas de la BBC británica y el New York Times. Doug Clifford, baterista de Creedence, el grupo estadounidense que aportó la melodía, también se hizo eco: “Es fabuloso y un gran honor que nuestro tema se haya transformado en la canción de la victoria argentina. Muchas gracias y la mejor de las suertes”, había deseado en el transcurso del camino mundialista.

Los jugadores argentinos tras la semifinal con Holanda entonaron el clásico canto que se popularizó en Brasil 2014 (NA)

A cuatro años de esa gesta, Patricio Scordo, uno de los autores de la canción, entiende que las cosas cambiaron. “Sabíamos que se iban a inventar muchas canciones para este Mundial, y de alguna manera eso está bueno, porque cuando creamos ‘Brasil decime qué se siente’ en 2014 fue porque veíamos que nadie le ponía creatividad a las canciones de la Selección. Ahora ya salieron varias y nosotros vamos a aportar la nuestra, que esperemos le guste a la gente”.

 

Aquél tema Bad Moon Rising, de Creedence, hablaba de la paternidad con Brasil, del gol de Caniggia en el Mundial del noventa, del supuesto llanto eternizado, de que Messi iba a traer la copa y de que Maradona era más grande que Pelé. Este nuevo tema aborda otros tópicos, menos controversiales y más afines al sentimiento argentino: “Primero pensamos qué queríamos transmitir y después intentamos hacer una canción acorde a eso. Nos centramos en nosotros, no en nuestros rivales, intentamos unir al hincha con el jugador, destacar a nuestros dos ídolos futbolísticos y demostrarle al mundo que a pesar de las dificultades que tenemos, no cambiamos el hecho de ser Argentinos por nada del mundo”.

Su nueva canción es bien de cancha. Es una reinterpreación del Todavía cantamos de Víctor Heredia, pero hoy parece pertenecer más a las hinchadas que al propio autor original. Más corta, concisa, directa, con dos nombres propios y un mensaje final que se repite: “No te cambio por nada“.

Fundaron la cuenta de instagram Creadores de Himnos donde relatarán su experiencia en el Mundial de Rusia, armaron un video especial para el lanzamiento del nuevo tema y lo registraron en la Dirección Nacional de Derecho de Autor (DNDA), con la ilusión de que se convierta en un nuevo himno mundialista. “Tenemos las mejores expectativas, es un mes que si te levantás bien y tenés a Messi, podés llegar a la final. La canción queremos que llegue al corazón de la gente y los jugadores, que sirva para unir y apoyar a la Selección”, remarcó uno de sus autores.

Cuando Argentina venció por penales a Holanda en las semifinales, los jugadores festejaron la clasificación a la final con los hinchas, en una esquina del estadio. Allí, Messi cantó que a “Messi vas a ver, la copa nos va a traer”. Para Patricio, lo más loco que les pasó fue eso y todo lo demás: “Que Mascherano nos agradeciera por la canción, que la cantaran los Granaderos en un acto del 9 de Julio, que la cantara Maradona, los jugadores, que se hiciera una película, se escribiera un libro, que salieran ringtones con la canción y que hasta nos quiera conocer Ricardo Montaner”.

La idea se le ocurrió a Ignacio Harraca. Como a un cantautor, le vino la inspiración en un momento de contemplación. “La empecé a pensar bajo la ducha, ahí salió la primera versión, le hicimos algunos retoques y quedó”, contó luego de que los medios empezaran a preguntar cuál fue el origen de ese himno. A Infobae, Patricio le explicó cómo funcionó el operativo de masificación: Lo creamos porque notábamos que la Selección Argentina no tenía un himno que realmente nos representara, e íbamos a ir a Brasil y debutar en el Maracaná sin esa canción que nos hiciera sentir orgullosos. Elegimos el ritmo porque era conocido y pegadizo, hicimos un flyer y llevamos 700 copias impresas al banderazo en Copacabana. Cuando los hinchas hicieron un silencio, comenzamos a cantar la canción y a repartir los flyers. Se cantó 45 minutos seguidos y luego no paró más, no lo podíamos creer”.

 

Ahora el “le agradezco a la vida” deberá hacerse hueco entre el abanico de opciones que engendró el “decime qué se siente” de 2014. En un proceso extraño e indescifrable, el hincha argentino adoptará una nueva canción para alentar al seleccionado. Cinco estrofas y un propósito: crear un nuevo himno representativo del sentimiento argentino.

Puede interesarte también
Comentarios
Cargando...