Las reservas hoteleras para el Poncho alcanzan el 70 por ciento

La buena ocupación que habrá en la ciudad también alcanzará a los gastronómicos, quienes se preparan para recibir a los turistas.

A una semana del inicio de la Fiesta Nacional e Internacional del Poncho en la provincia, las reservas hoteleras se elevaron a un 70 por ciento solo en la Capital. Todas son de turistas que ya planearon llegar a Catamarca a disfrutar de la fiesta de invierno más importante del país que durará diez días. Estiman que la próxima semana los hoteles estarán colmados y de este modo repicará la buena temporada en los gastronómicos, quienes se organizaron como en cada fecha especial para lanzar promociones y así copar sus locales.

La titular de la Asociación de Hoteles, Bares y Afines, Antonieta Cataruzza, señaló que las reservas suelen ser similares en los años anteriores y suele suceder también en el interior provincial, donde estima que al menos Fiambalá y Belén estarán en las vacaciones de este invierno con buenas cantidad de turistas. 

“El promedio es muy bueno, pero solo dura hasta que termina la Fiesta, ya que en la última semana de julio la ocupación baja un 30 por ciento. Es decir, que la gente viene por el Poncho, la fiesta vende y este año ojalá sea una locura como años anteriores, se llena y cada hotelero aplica sus estrategias y promociones para captar más turistas”, remarcó.

A su vez, Catarruza, destacó la buena temporada, ya que vienen de un comienzo de año bajo con cifras para lamentar en los últimos dos meses.

“Nosotros con los hoteleros y gastronómicos ya nos hemos reunido, siempre nos reunimos como comisión directiva, evaluamos cómo nos fue en los últimos meses y nos fue muy mal porque tuvimos un mes de junio drástico, es más fue el peor mes del año aunque ya venimos con meses bajos.

Teniendo en cuenta cómo estamos, ojalá que la gente no deje de venir y tengamos turistas en agosto, septiembre”, anheló.

A su vez, dijo que los ingresos que tendrán durante la buena temporada turística ya será invertido en pagar cuentas y deudas.

“Estamos como muchos sectores en una situación grave, vemos el Poncho como una oportunidad barbará para tapar baches que tenemos. Sobre todo por los meses bajos que tuvimos, a lo que sumó los incrementos de los costos, de energía, gas y otros impuestos,” explicó Cataruzza.

Agregó, que este año afrontar los impuestos es un desafío para el sector hotelero en Catamarca, teniendo en cuenta que al menos la mitad del año es temporada baja, y el resto sirve para amortizar los costos y deudas asumidas.

“Esperamos poder trabajar no diez días como es el Poncho, sino todo el año, queremos trabajar en agosto, en septiembre porque el problema que tenemos es mantenernos, la situación nuestra es tan delicada como cualquier sector privado que ya no sabe cómo salir adelante y lucha todos los días”, apuntó.

Elancasti

Puede interesarte también
Comentarios
Cargando...