La hermana del “perro” Cisneros visitó la tumba en Malvinas

Familiares argentinos de caídos en la guerra de 1982 visitaron Islas Malvinas, que fueron identificados a partir de las tareas acordadas entre la Argentina y Gran Bretaña.

En la ocasión, estuvo presente Gladys Cisnero, quien pudo visitar la tumba donde descansan los restos de su hermano, el sargento catamarqueño Mario Cisnero, en el cementerio de Darwin.

“Siento una gran paz de haber podido regresar y despedirme de mi hermano porque es la primera vez que puedo ver con su nombre en la tumba, dejó de ser un soldado conocido por Dios”, contó Gladys Cisnero, ya en Buenos Aires, y a punto de volver a Catamarca, luego de su visita concretada durante la mañana del miércoles al cementerio de Darwin en las Islas Malvinas para poder encontrarse y despedir los restos de su hermano Mario”Perro” Cisnero.

El sentimiento de cada uno de los protagonistas es único. Para Gladys, quien viajó junto a otros 64 familiares de los caídos Malvinas, el reencuentro fue “doloroso y emotivo” y le permitió “conseguir y sentirme en paz”.

Sobre un acto que es histórico para la Argentina,  Gladys detalló que fue “muy programado y emotivo porque hubo varios acontecimientos. El toque de gaita, los honores que les hizo el Ejército a los caídos en el cementerio. También hubo colocaciones de ofrenda,  una misa y se pudo bendecir la tumba de su caído. Estar todo el tiempo allí fue emotivo y con mucha paz.

Luego de arribar a las islas, explicó que su único fin “era estar en el cementerio e ir a la tumba de mi hermano, a la única donde él esta desde que lo sepultaron, y poder arrodillarme allí”.

La hermana de quien fuera apodado como el “Sargento Cabral” de las Malvinas, contó que viajó con su sobrino, Esteban, quien era la primera vez que viajaba a las islas. “Fue en representante de mi hermana mayor que murió y no conoció Malvinas”.

Sobre un posible regreso, consideró que “siempre está la posibilidad de negociar”, ya que hay muy buen dialogo diplomático entre los dos países. “Están dadas las cosas y hay mucha gente que está trabajando”, dijo.

Cisneros, el “Perro”, como lo llamaban sus camaradas, es un referente del Ejército, algo que la familia desconocía. “Sabíamos poco de su vida militar, él era muy callado, pero a cada rincón del país que vamos nos recuerdan a mi hermano como un héroe, una vez hasta nos dieron tierra de la casa natal de San Martín en Corrientes, como manera de homenajearlo”, contó.

Finalmente, al ser consultada sobre si los restos del coronel quedarán en Malvinas, comentó: “Él tomó la decisión de quedarse en esas tierras y nosotros la aceptamos”.

Puede interesarte también
Comentarios
Cargando...