El River-Boca se jugará el domingo 9 en el Bernabéu

Será a las 16.30. La Unidad Disciplinaria no hizo lugar al pedido de Boca y la sanción para River fue muy leve.

La Conmebol anunció ayer que la fallida revancha de la final de la Copa Libertadores entre River y Boca se reprogramó para el próximo 9 de diciembre a las 16.30 (hora argentina) en el estadio “Santiago Bernabéu” de Madrid, con público de ambas hinchadas.

Así confirmó el presidente de Conmebol, Alejandro Domínguez, después que la Unidad Disciplinaria no hizo lugar al pedido de puntos y título de Boca, por la agresión sufrida en el traslado del micro por sus jugadores, principalmente el capitán Pablo Pérez, lesionado en el ojo izquierdo.

“No creo que se pierda la esencia de la Copa Libertadores, bajo ningún sentido”, respondió enfáticamente Domínguez, en una conferencia de prensa apenas conocidos los dos fallos de la Unidad Disciplinaria, firmados por el presidente Eduardo Gross Brown, el vice Amarilis Belisario y el miembro Cristóbal Valdés.

En el primero, River fue sancionado con la disputa de dos partidos “a puertas cerradas”, que se cumplirán en la temporada 2019, además de una multa económica de 400 mil dólares.

“IMPONER al CLUB ATLÉTICO RIVER PLATE una sanción consistente en jugar sus próximos 2 (dos) partidos como local en competiciones oficiales organizadas por la CONMEBOL a puertas cerradas. Esta sanción iniciará su vigencia a partir del año 2019”, publicó.

Minutos después, se conoció la segunda determinación de Conmebol, apuntada al reclamo de Boca, que se apoyó en el cumplimento del reglamento, como sucedió en el 2015, cuando por el incidente en la “Bombonera”, el del recordado gas pimienta, el equipo fue descalificado de la competencia en los octavos de final, precisamente ante River.

Boca se amparó en el artículo 18 del Reglamento que prevé, entre las sanciones más importantes, la “deducción de puntos”, la “determinación del resultado de un partido”, la “obligación de jugar un partido a puerta cerrada” y “descalificación de competiciones en curso y/o exclusión de futuras competiciones”.

Angelici anticipó la jugada el domingo cuando envió la carta al Tribunal de Disciplina de Conmebol, y según había dejado trascender, podía recurrir al Tribunal deportivo (TAS).

Lo cierto es que habrá fútbol luego que en el primer encuentro disputado en la Bombonera terminó 2 a 2 y el sábado pasado debían definir en Núñez, pero la agresión sufrida contra el micro “xeneize” provocó la suspensión del partido y la reprogramación para el domingo, día en el que tampoco se disputó.
Las lesiones de los jugadores Pablo Pérez y Gonzalo Lamardo, además del caos que fue la llegada y la estadía del plantel en el “Monumental”, modificaron el enfoque.

¿Por qué Madrid?
De acuerdo a fuentes del organismo que rige los destinos del fútbol sudamericano consultadas por NA, a primera hora del jueves hubo una comunicación directa entre el presidente Alejandro Domínguez y su par del Real Madrid, Florentino Pérez, algo que fue ratificado por el mandamás de Conmebol.

“Lo llamé a Florentino Pérez y me dijo que el estadio estaba a disposición a costo, la Conmebol no intenta generar recursos para la organización, de hecho decidí que lo que sobre del evento se cree un fondo para trabajar a partir del próximo año en erradicar la violencia del fútbol en Latinoamérica”, explicó.
Y agregó: “Gianni Infantino, presidente de la FIFA, fue parte del proceso de aprobación, desde el presidente de la República, Sánchez; Ceferín UEFA; el presidente de la RFEF, y el presidente del Real Madrid”.

Puede interesarte también
Comentarios
Cargando...