El oficialismo dejó sin quórum la sesión y la oposición se molestó

Querían plantear lo sucedido el miércoles pero no lo lograron porque ya casi no había diputados del Frente de Todos.

La cámara baja de la Legislatura tuvo otro capítulo derivado de la sesión del miércoles 15. Sucede que ayer el interbloque Juntos por el Cambio (UCR-PRO-NEO) quería plantear su malestar una vez agotada la orden del día. Sin embargo, no llegaron a ese punto por cuanto la gran mayoría de los diputados del Frente de Todos se retiraron del recinto dejando sin quórum la sesión y un gusto amargo a la oposición.

El inicio de la sesión comenzó con relativa calma. Es que el presidente del bloque radical, Víctor Luna, dio indicios de que continuaba el malestar por la sesión anterior, cuando el oficialismo aprobó al menos tres proyectos que hizo ruido en la oposición: la ampliación de la Corte, la eliminación del Consejo de la Magistratura y la modificación a la ley electoral provincial.

El indicio de que querían explayarse por ello llegó de mano de algo que comúnmente es un procedimiento parlamentario, casi de forma: la aprobación de la versión taquigráfica. “El interbloque Juntos por el Cambio, en virtud de lo acontecido en la sesión anterior cuando habíamos manifestado que no se debía sesionar por indicaciones de la comisión de salud, vamos a rechazar la versión taquigráfica”, indicó Luna.

Avanzó la sesión y hubo dos nuevos planteos del presidente del bloque radical. Uno, pidiendo el tratamiento preferencial del juicio político a dos magistrados. La otra solicitud fue que los periodistas de los medios estén presentes en el recinto.

Después de estos planteos, continuó el trámite de la sesión. Se aprobaron dos proyectos y se encaró el tratamiento de un tercero incluido en la orden del día. Se trataba de una declaración de interés parlamentario a la organización “Familias Leonas Catamarca”, dentro del marco de la conmemoración por el día nacional del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). Fue ahí cuando la gran mayoría de los diputados del oficialismo se retiró del recinto (quedaron en sus bancas Adriana Díaz y Analía Brizuela).

Mientras algunos diputados se percataron de esto, otros destacaban la importancia del proyecto. Luna señaló que quería referirse “a lo que va a suceder dentro de unos segundos, si no hay más oradores usted presidenta (Cecilia Guerrero) va a llamar a votación y lamentablemente no hay quórum”.

“He visto que de a uno salieron huyendo como si fuera una cuestión de no querer acompañar este proyecto en primer lugar y después en el punto comunicaciones exponer algunas cuestiones políticas”, continuó el diputado radical.

Luna le pidió a la presidenta del cuerpo que “invite a los diputados que de a uno fueron abandonando este recinto”. “Es una falta total de respeto el haberse retirado y después de no querer debatir bajo ningún punto de vista algunas cuestiones que hoy había que aclarar”, acotó.

Incluso señaló que “luego nos dicen que nosotros nos rehusamos al debate, como muestra vale un botón y que la sociedad observe, mire, analice y después decida”.

La autora del proyecto que se estaba tratando, Natalia Herrera, también exteriorizó su malestar. “Es muy triste lo que sucedió, este proyecto no solo es de mi autoría, es de un grupo de familias y madres que luchan día a día con este trastorno”, dijo para agregar “que duele mucho que se hayan escapado así por no dar el debate, les falta mucha empatía”.

Sin alcanzar los 21 diputados necesarios, la presidenta de la cámara levantó la sesión. El malestar hasta llevó a la diputada Marita Colombo a señalar que “la agenda del oficialismo pasa por la acumulación de poder”.

Elesquiú

Puede interesarte también
Comentarios
Cargando...