El líder supremo de Irán lloró ante la tumba de Soleimani y su hija amenazó a Donald Trump

Ali Khamenei pronunció una oración ante el féretro del militar.

Irán continúa su homenaje al general Qasem Soleimani, jefe las Fuerzas Revolucionarias Quds (brazo expedicionario de la organización paramilitar), asesinado el viernes en Irak en un ataque de Estados Unidos. Esta mañana se realizó una ceremonia en la Universidad de Teherán y allí el líder supremo, Ali Khamenei, pronunció una oración ante el féretro del militar.

Rodeado por el presidente Hassan Rohani, el líder del Parlamento Alí Larijani, el jefe de la Revolución, Hosein Salami y el jefe de la Autoridad judicial Ebrahim Raisi, el ayatollah realizó una oración en árabe poco después de las 9.30 (6 GMT) antes de abandonar el lugar. Khamenei, que tenía una relación cercana con el general, lloró durante las oraciones tradicionales musulmanas y la multitud que lo acompañaba también lo hizo.

Horas antes, había utilizado las redes sociales para lanzar una nueva amenaza al gobierno de Donald Trump, responsable de la muerte de Soleimani y los demás iraníes que fallecieron en el ataque con dron cerca del aeropuerto internacional de Bagdad, una acción que hace temer un conflicto bélico entre los dos países.

Ali Khamenei pronunció una oración ante el féretro del militar.

 

«La pérdida de nuestro querido general Soleimani es amarga. La lucha continua y la victoria final serán más amargas para los asesinos y criminales», dijo en Twitter junto a la publicación de un video.

El tono del líder religioso fue en la misma dirección que los dichos de la hija de Soleimani, Zeinab, quien amenazó con un ataque al ejército de Estados Unidos en Medio Oriente en un discurso ante una multitud. «Las familias de los soldados estadounidenses en Asia occidental (…) pasarán sus días esperando la muerte de sus hijos», agregó entre ovaciones.

Asimismo, afirmó: » Estados Unidos y el sionismo deben saber que el martirio de mi padre ha despertado más instintos humanos en el frente de la resistencia. Convertirá su vida en una pesadilla y destruirá sus nidos de araña». Según la televisora estatal iraní, al acto asistieron «millones», pero la cifra no se pudo verificar.

El reemplazo

El sucesor de Soleimani, Esmail Ghaani, realizó su propia advertencia en una entrevista con la televisora pública. «Dios todopoderoso ha prometido vengarse. Y dios es el principal vengador. Con toda seguridad, se tomarán acciones», afirmó.

Tras muchos años como la mano derecha de Soleimani, Ghaani asumió la dirección de las Fuerzas Quds, que responden solo ante el ayatollah. El nuevo jefe está sancionado por Washington desde 2012 por su trabajo financiando operaciones en todo el mundo, incluyendo su trabajo con terceros en Irak, Líbano y Yemen.

Ali Khamenei pronunció una oración ante el féretro del militar.

Los funerales

Cientos de miles de iraníes participaron hoy temprano en los actos en Teherán por el funeral de Qasem Soleimani para luego tomar parte en la procesión en la que el cuerpo es trasladado a la plaza Azadi, situada en el oeste de la capital.

Los presentes en la procesión, que se extiende por varias calles de la ciudad, según las imágenes emitidas por los medios locales, portaron fotografías de Soleimani, así como banderas de Irán, Irak y Líbano.

Está previsto que el cuerpo de Soleimani sea llevado desde Teherán a Qom, centro de peregrinación en el chiísmo, donde se celebrará otra ceremonia. Posteriormente, será enterrado en Keman (sureste), donde nació.

Puede interesarte también
Comentarios
Cargando...