El FMI llega a la Argentina para revisar las cuentas públicas

El miércoles llegará la delegación del Fondo para reunirse con funcionarios y realizar una auditoría.

La delegación del Fondo Monetario Internacional (FMI) llegará el miércoles a Buenos Aires para revisar las cuentas públicas y dialogar con diversos funcionarios, con vistas a renegociar la deuda de US$ 44.000 millones que el país mantiene con ese organismo multilateral.

Ese mismo día, a las 17, el ministro de Economía, Martín Guzmán, explicará ante la Cámara de Diputados el proceso de restructuración de la deuda que lleva adelante, no sólo con el Fondo sino también con los privados, para dotarla de sustentabilidad.

La delegación del FMI estará presidida por el encargado del Caso Argentino, Luis Cubeddu, quien ya desempeñó ese mismo cargo pero en 2002, cuando el gobierno nacional renegoció la deuda bajo la presidencia de Néstor Kirchner y con el entonces ministro de Economía, Roberto Lavagna.

Durante su estadía en Buenos Aires, la misión del Fondo es analizar las cuentas fiscales y se reunirá con funcionarios nacionales para tener de primera mano un diagnóstico de la actual situación económica del país y las perspectivas para el corto y mediano plazo, e informar a las autoridades del organismo con sede en Washington, Estados Unidos.

El auditor regional del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alejandro Werner, explicó a fines de enero que «la misión se enfocará en cooperar con las autoridades argentinas en términos de entender el marco de política económica y poder hacer nuestras proyecciones sobre el país, al entender mejor las medidas que se están tomando para mejorar la situación de la pobreza y reactivar la economía«.

El FMI no incluyó a la Argentina en su reporte económico mundial difundido a fines de enero hasta realizar un «pronóstico más certero», teniendo en cuenta que el Gobierno está en su etapa inicial, dijo Werner.

En base a esto, el FMI mantuvo tal como estaban en octubre último las proyecciones del país, cuando estimó una caída de 1,3% del PIB para el 2020 y un repunte de 1,4% en 2021.

Entre esa declaración y esta visita, Guzmán se entrevistó el último martes en Roma con la directora del FMI, Kristalina Georgieva, y al término del encuentro el ministro dijo que intercambiaron «opiniones sobre el programa económico en marcha, distinguiendo entre medidas para lidiar con la situación actual de emergencia económica, y aquellas para solucionar problemas estructurales de la economía».

Puede interesarte también
Comentarios
Cargando...