Desde la Coviar confían en revertir la caída en el consumo de vinos

Con la mirada puesta en el largo plazo, el gerente de Coviar, Carlos Fiochetta, dijo este mediodía que confían en que la caída del consumo de vinos no se trata de un problema grave y permanente, y que “Argentina se mantiene dentro de los 10 países que más vino consumen”.

En medio de la preocupación generalizada por la situación de la industria vitivinícola, los dirigentes del sector aguardan con expectativas una reunión que se realizará este jueves en la Casa Rosada, en la que esperan que se anuncien medidas que beneficien sobre todo la vendimia de este año. Ayer, a raíz de la crisis que manifiesta el sector, 32 cooperativas que integran la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas (Acovi) se reunieron para unificar criterios.

Con la mirada puesta en el largo plazo, el gerente de Coviar, Carlos Fiochetta, sostuvo este mediodía que confían que la caída del consumo de vinos no se trata de un problema grave y permanente y que “Argentina se mantiene dentro de los 10 países que más vino consumen”. Pero puso de relieve que “con tasas de 70 por ciento, no se pueden obtener créditos ventajosos para levantar la cosecha”.

Fiochetta, afirmó que “la vitivinicultura es sustentable y heterogénea. Lo que estamos visualizando en la crisis es que hay que hacer frente a la cosecha. Para ello hace falta apoyo crediticio y con tasas de interés del 70 por ciento se hace muy difícil”.

Indicó que “hay sectores que tienen que mejorar la competitividad, pero no es cierto que la vitivinicultura no sea competitiva. Ha hecho un esfuerzo de inversión muy grande y generado el boom del Malbec en los últimos 25 años”.

Manifestó que la entidad que integra cree que “el consumo de vino se puede sostener. Argentina está entre los 10 principales consumidores del mundo, en donde el promedio es de 20 litros. En los últimos años, por responsabilidad del sector hubo cosechas muy bajas y se les trasladó el precio a los consumidores. Eso fue lo que pasó. Pero creemos que este nivel de consumo de 20 litros per cápita por año se puede mantener”.

Con respecto al sobrestock de vino que se prevé para este año, Fiochetta dijo que “hay sectores que están pensando en medidas más fuertes, pero los gobiernos de Mendoza y San Juan están trabajando. La situación hoy es crítica no solo en el sector cooperativo sino en las bodegas medianas y pequeñas, de allí que tenemos expectativas con la reunión de este jueves en la Casa Rosada.

Mientras que a la hora de reflexionar en torno a la necesidad de la industria de adaptarse a los nuevos hábitos del consumidor, como lo dijo el año pasado en Vendimia Ángel Leotta, de Coviar, “hay que trabajar cambiando un mensaje al consumir que fue demasiado sofisticado, y nos olvidamos de hacer vinos con menor graduación alcohólica y más dulces. El vino sigue siendo parte de la vida argentina. Lo que hemos perdido es frecuencia pero no penetración”.

MDZ

Puede interesarte también
Comentarios
Cargando...