Declararon la emergencia vial a nivel regional por los daños de la creciente

Con un helicóptero nacional sobrevolaron las zonas afectadas.

Tal como estaba previsto, el helicóptero enviado por el Gobierno Nacional realizó el primer vuelo de inspección en el departamento Capayán. Este helicóptero llegó a partir de los trabajos y gestiones realizadas ante la subsecretaría de Protección Civil de la Nación, a cargo de Daniel Russo, por parte del intendente Alfredo Hoffman y autoridades provinciales y municipales.

En el primer vuelo, el ministro de Obras Públicas de Catamarca, Rubén Dusso, el director de Defensa Civil Martín Castelli y el administrador del Distrito 11 de Vialidad Nacional, Marcelo Patria, hicieron un recorrido por la ruta nacional N° 60, en el tramo que pasa por la quebrada de La Cébila.

Al respecto, Patria comentó que Vialidad Nacional declaró la emergencia a nivel regional.

“En el caso de la quebrada de La Cébila, buscamos analizar la situación del deslave que ha tenido y si está estabilizado. De esta manera, podremos determinar si va a haber más sedimentos y obstrucción en las alcantarillas”, indicó Patria.

“Tenemos otra tarea que empezamos, que es realizar los caminos de acceso para recuperar los vehículos que están varados en medio de los cortes y que no han podido salir. La gente está muy preocupada, está desesperada porque para algunos es su único sustento”.

“Me comuniqué con una de las personas que está con este problema, así que vamos a empezar con una cargadora para ver si podemos llegar por lo menos para sacar los vehículos livianos, porque hay tres camiones que están cargados y no van a poder salir si no aliviamos la carga. Iremos con camionetas y abriremos un camino precario poder sacar el equipo más grande”, detalló Patria.

“Ya fue declarada la emergencia por Vialidad Nacional a nivel regional, lo que nos va a permitir contratar obras en forma mucho más rápida, por lo menos para recuperar lo que es la obra básica para posteriormente licitar obras que nos permitan reconstruir el resto”.

Ante el daño causado por las intensas lluvias en diferentes rutas de la provincia, el administrador destacó que están buscando soluciones hidráulicas alternativas, como la construcción de alcantarillas de chapa. “La construcción de puentes tiene un proceso constructivo lento, por lo que estamos evaluando soluciones como alcantarillas de chapas de gran porte, como las que hemos instalado en el río Las Trancas, a la entrada de Belén. Estas alcantarillas permiten la circulación de gran caudal de agua y no tienen obstrucción en el centro, por lo cual todas las ramas y árboles que puedan llegar a pasar no van a obstruir”, apuntó Marcelo Patria.

Elesquiu

Puede interesarte también
Comentarios
Cargando...