Cuál será la estrategia de cada candidato en el debate presidencial

El presidente Mauricio Macri buscará calentar la campaña y confrontar con el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, mientras que éste buscará mostrarse moderado. Roberto Lavagna mantendrá su posición «antigrieta», mientras que Gómez Centurión y Del Caño chocarán por el aborto y Espert intentará lucirse en temas económicos.

Hoy a las 21 se llevará a cabo el primer debate presidencial obligatorio de cara a los comicios del próximo 27 de octubre. Organizado por la Cámara Nacional Electoral, el debate se desarrollará en el Paraninfo de la Universidad del Litoral, en la ciudad de Santa Fe.

Según trascendió, los candidatos adoptarán estrategias muy distintas a la hora de afrontar el debate. Mientras que el presidente Mauricio Macri buscará «agitar la campaña» y confrontar con el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, éste intentará mostrarse moderado y resaltará los problemas económicos que atraviesa el país.

Por sorteo, a Macri le corresponderá hablar en la apertura. El primer tema que abordarán asoma como uno de sus puntos fuertes: las relaciones internacionales. Seguramente buscará un contrapunto sobre Venezuela con el candidato del Frente de Todos.

El momento más difícil para Macri será frente a los ejes siguientes, economía y finanzas, donde Fernández, José Luis Espert y Roberto Lavagna planean criticar duramente la gestión de Cambiemos. Los otros dos candidatos, Nicolás del Caño y Juan José Gómez Centurión, buscarán lucirse en el tercer bloque, derechos humanos, diversidad y género, que incluirá la polémica sobre el aborto.

Según consigna Clarín, el objetivo de Macri será calentar el clima durante el debate, como punto de partida de un giro discursivo en el tramo decisivo de la campaña. El grupo de optimistas, entre los que se mantiene Marcos Peña, sostiene que el candidato oficialista depende de jugadas propias para poner en aprietos al rival.

A nadie le pasa inadvertido que últimamente el presidente, más que disputarle votos al Frente de Todos, hizo gestos hacia el núcleo duro conservador, que en parte se inclinó por Juan José Gómez Centurión: las señales contra la despenalización del aborto o el homenaje a los soldados muertos en un ataque de Montoneros. De esta manera, buscarán continuar con la doble apuesta de consolidar el electorado propio e ir a buscar el “voto posible”.

Fernández sabe que Macri, al igual que Roberto Lavagna y los demás postulantes, buscarán llevarlo al terreno de la pelea, del cuerpo a cuerpo. Pero no teme ni se preocupa. “El debate no cambia un voto”, asegura el candidato del Frente de Todos, confiado en que podrá mantener la ventaja que sacó en las PASO.

Lavagna, por su parte, intentará mantener su estrategia moderada y «antigrieta». En este sentido, el candidato de Consenso Federal buscará evitar los cruces y enfocarse en sus propuestas. Además, resaltará que muchas de las medidas aplicadas por Macri en las últimas semanas fueron «robadas» de su plataforma electoral.

El candidato del Frente de Izquierda, Nicolás del Caño, buscará demostrar que la crisis tiene claros ganadores y que ese sector social es el que debe pagar los costos y no los trabajadores. Además, hará hincapié en la legalización del aborto y en la situación laboral de los jóvenes.

El candidato del Frente Nos, Juan José Gómez Centurión, planea presionar a Macri y a Alberto Fernández para que digan si están a favor o en contra de la despenalización del aborto. Pretende apelar al votante “del interior, peronista, conservador”, dicen en su entorno. Y así intentará arrebatarle votos al Frente de Todos.

José Luis Espert, por su parte, tiene como objetivos posicionarse como el mejor opositor al kirchnerismo, mostrarse como el único candidato “antisistema” y destacar su perfil “liberal”, con el foco puesto en la cuestión económica. Según dicen desde su equipo, se mostrará filoso y buscará la confrontación directa.

Puede interesarte también
Comentarios
Cargando...