Cruce en el Senado por las supuestas “dádivas” de Desarrollo Social

Para el oficialismo, Cambiemos tiene un discurso contradictorio. El FCS apuntó a la “ironía” del FPV.

El senador por Pomán, Héctor Fernández tomó la palabra para apuntar que durante la gestión de los gobiernos justicialistas “la oposición nos tildó de populistas, calificación constante durante el gobierno nacional del 2003 al 2015”.

En este orden, el legislador recordó que “era común escuchar a dirigentes opositores que ‘estamos frente a un gobierno populista con un plan sistemático de dádivas’”.

facebook VOCES ESCRITAS

Lo trajo a colación por cuanto actualmente “quienes levantaron su voz hoy son gobierno -a nivel nacional-, los cuales hoy, a cara descubierta, entregan colchones, electrodomésticos, artefactos de línea blanca, ropa, entre otros elementos, repartiéndolos de la forma más vil”.

Así, remarcó que “esto que vivimos en Catamarca y en otras provincias argentinas, pone en evidencia al Gobierno de Mauricio Macri y su presente”. A la vez, cuestionó sobre cuál fue el cambio.

“¿Por qué este Gobierno nacional no es populista haciendo obras como extender la red de gas natural?”, interrogó y luego agradeció la intervención de la Justicia, quien le puso “fin a este atropello”.

Finalmente, criticó lo actuado por la administración nacional: “Nada de lo prometido cumplieron en dos años; no llegaron dólares, no hay fuentes de trabajo y nos endeudamos”.

La réplica vino por parte del senador Bernardo Quintar (FCS-Cambiemos): “Es irónico y sorprendente lo que escucho, más viniendo de un proyecto como el FPV, que con aparatos monstruosos hacía estragos en el interior provincial y en la Capital”.

En cuanto a las supuestas dádivas, el legislador indicó que en Fiambalá y en Tinogasta, “Desarrollo Social fue con los intendentes a entregarlo”.

De esta forma, destacó que “no invitaron a este senador porque el Gobierno nacional trabaja institucionalmente”.

Así las cosas, Quintar respondió que “el cambio fue que no nos pase como le pasa a Venezuela” y aseguró que ha visto “representantes del FPV que entregaban dinero en mano por un voto”.

“La crítica tiene que ser constructiva y no rasgarnos las vestiduras”, concluyó el legislador.

Comentarios

comentarios