Cromañón: aprobaron construcción del monumento en homenaje a las víctimas

Lo hizo la Legislatura porteña. En el incendio en un boliche de Once, ocurrido el 30 de diciembre de 2004, murieron 194 personas que habían asistido a un recital del grupo Callejeros. El monumento deberá estar listo el 30 de diciembre, cuando se cumplan 15 años de la tragedia.

La Legislatura porteña aprobó hoy en primera lectura la instalación de un monumento en homenaje a las víctimas de la tragedia de Cromañón, de Once, donde murieron 194 personas dentro de un boliche durante un recital, en una iniciativa polémica para los familiares y sobrevivientes porque aseguraron que no fueron consultados.

En rigor, la obra en recuerdo de las víctimas ya está en construcción en un parque de Balvanera a raíz de una orden del Juzgado en lo Contencioso, Administrativo y Tributario 2 de la Ciudad de mayo pasado, en el marco de un amparo presentado por la asociación «Que no se repita».

La medida judicial estableció que el monumento debe estar listo para el 30 de diciembre, cuando se cumplan 15 años de la tragedia ocurrida durante el recital de Callejeros en el boliche de Once, donde murieron 194 personas y 1.400 resultaron heridas.

Para dar cumplimiento al fallo, los legisladores aprobaron -durante la sesión ordinaria- la instalación del monumento en el Parque de la Estación, situado a 400 metros del edificio de Mitre al 3000, con 33 votos del oficialismo, mientras que el arco opositor optó por la abstención.

La iniciativa habilita el memorial, el que tendrá un faro de 25 metros de metal que se podrá ver desde distintos puntos de la Ciudad y un muro con los nombres de los fallecidos, además de un árbol Gingko Biloba, una de las especies más antiguas dado que su longevidad se acerca a los 2.500 años.

La obra ya comenzó hace semanas tras la adjudicación, por parte del Ministerio de Desarrollo Urbano porteño, a la empresa Ingecons S.A. y demandará una inversión de $21.636.297.

Tras la primera aprobación, la ley presentada por la diputada de Vamos Juntos Victoria Roldán Méndez será debatida en una audiencia pública para que la ciudadanía pueda expresar su opinión, tal como lo estipula el reglamento legislativo en torno a las normas de «de doble lectura», que demandan de una segunda aprobación en el recinto.

En la audiencia, que aún no tiene fecha, anticiparon su presencia las organizaciones que reúnen a familiares de las víctimas y sobrevivientes de Cromañón, tal como lo hicieron hoy durante la sesión.

La visita al recinto fue para denunciar que el proyecto del monumento «no fue consultado» con los distintos grupos y advertir que «no reemplaza el pedido de expropiación y patrimonialización» del edificio del boliche que fueron plasmados en dos iniciativas presentadas en la Legislatura este año.

Belkyss Contino, sobreviviente e integrante del Movimiento Cromañón, explicó a Télam que «no estamos en contra del monumento, sino que nos enteramos del proyecto por los medios, y no recibimos ningún tipo de comunicación de parte de los diputados del oficialismo, ni siquiera desde un posicionamiento ético de decirnos lo que estaba pasando».

Los dos expedientes redactados apuntan a la expropiación del edificio de Mitre al 3036 para transformarlo en un lugar de «conservación de la memoria colectiva»; y a la catalogación con nivel de «protección estructural» del inmueble a fin de evitar que se realicen cambios en la estructura.

«Estimamos que si tienen dinero para gastar en un monumento faraónico, deberían escuchar todas las voces de los damnificados que se han expresado públicamente por la expropiación y la declaración de monumento histórico del predio», sostuvo Nilda Gómez, mamá de Mariano Benítez, víctima de Cromañón, y presidenta de Familias por la Vida.

Javier Andrade, legislador de Unidad Ciudadana, explicó el voto de abstención al manifestar que «creemos que este tipo de proyectos, como un monumento, hay que llevarlos adelante porque tienen un valor simbólico, pero con el conjunto de los afectados».

Mientras que Laura Marrone, del Frente de Izquierda, señaló que «respetamos la iniciativa del homenaje, pero creo que es intención del gobierno porteño negar el derecho a tener un lugar de memoria en el sitio donde ocurrió la masacre».

Puede interesarte también
Comentarios
Cargando...