Cristina Kirchner buscará anular la causa por el pacto con Irán

La defensa de la expresidenta y actual vicepresidenta pedirá anular la causa en su contra por la firma del memorándum de entendimiento con Irán. Esa causa fue iniciada por el fiscal Alberto Nisman cuatro días antes de ser encontrado muerto en su departamento.

La defensa de la expresidenta y actual vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, pedirá anular la causa en su contra por la firma del memorándum de entendimiento con Irán. Esa causa fue iniciada por el fiscal Alberto Nisman cuatro días antes de ser encontrado muerto en su departamento, en lo que para la Justicia se trató de un asesinato vinculado a su trabajo.

La jueza de Casación Ana María Figueroa contó en el programa de radio Toma y daca, en AM750, que fue presionada por un funcionario del Ministerio de Justicia durante la gestión de Cambiemos para que reabriera la causa del memorándum con Irán, aunque no dio nombres propios. La magistrada sólo aseguró que se trataba de «un funcionario que estaba por debajo del exministro de Justicia Germán Garavano».

Cristina Kirchner rápidamente le puso nombre al acusado y aseguró que se trata de Juan Bautista Mahiques, representante de Cambiemos en el Consejo de la Magistratura. Mahiques, por su parte, negó el «encuentro» con Figueroa y dijo que nunca había entrado a su despacho. Kirchner denunció en su cuenta de Twitter que se trata de una «gravísima denuncia» y que era un «apriete para obtener fallos a la carta».

Tras la denuncia de la expresidenta, apareció en escena el senador kirchnerista Oscar Parrilli, acusado en la misma causa. El legislador aseguró que con la información aportada por Figueroa iba a pedir la nulidad de la causa. «Yo estoy acusado en la causa donde votó Figueroa y voy a pedir la nulidad del fallo porque fue viciada la voluntad de los jueces», aseguró Parrilli, y amplió: «Si a Figueroa la presionaron es probable que presionaran a los jueces [Gustavo] Hornos y [Mariano] Borinsky, que reabrieron la causa del memorándum con Irán».

Según consigna La Nación, Figueroa dijo que las presiones ocurrieron en diciembre de 2015, pero en ese año se discutía la constitucionalidad del pacto con Irán por el atentado a la AMIA. Y fue en diciembre de 2016, al año siguiente, cuando se impulsó la reapertura de la causa.

Borinsky, Hornos y Figueroa votaron el 29 de diciembre de 2016 a favor de reabrir la denuncia de Nisman y apartar a los jueces Daniel Rafecas -hoy candidato a procurador- y los excamaristas Eduardo Freiler y Jorge Ballesteros. Si este fuera el fallo que firmó «presionada», la jueza se equivocó de fecha o tal vez se equivocó de fallo.

Puede interesarte también
Comentarios
Cargando...