Con un gol de Correa, el Atlético eliminó al Barcelona

El equipo de Simeone ganó un verdadero partidazo en Arabia. Comenzó ganando, el equipo catalán lo dio vuelta por Messi y Griezmann pero el ex San Lorenzo, a poco del final, marcó el tercer gol que deposita al colchonero en la final ante su clásico rival, el Madrid de Zidane.

Diez minutos de inspiración, de despegue, de locura, de un Atlético Madrid hasta ese momento claramente superado, llevaron al equipo rojiblanco a la victoria ante el Barcelona (2-3) y a la final de la Supercopa.

No habrá clásico en la final. Sí derbi. Después de un choque con un tramo final loco que contempló el emerger de un equipo que hasta ese momento parecía desangelado, sin recursos. En manos de un rival superior liderado por una gran versión de Messi y que se estrelló con un inmenso Oblak.

Fue el meta esloveno el que sostuvo al cuadro rojiblanco. Evitó otra vez un sinnúmero de ocasiones que pudieron provocar un mayúsculo triunfo azulgrana. Pero al final, el cuadro de Diego Pablo Simeone recuperó la esencia. No fue tarde. Bastó y achicó en los últimos minutos a un adversario en evidencia.

Los goles de Álvaro Morata y Correa, que dieron un gran giro a la situación en apenas unos minutos, premian al Cholo. Es el tercer triunfo del argentino contra el Barcelona, en veintisiete encuentros, hasta ahora resignado a salir malparado de cada cita con el conjunto azulgrana. El triunfo en Yeda se une a los dos cosechados tiempo atrás en la Liga de Campeones. Una espina que se saca el técnico argentino.

Puede interesarte también
Comentarios
Cargando...