Catamarca es la provincia donde menos se respetó la cuarentena

Casualidad o no, es junto a Formosa y Chubut, uno de los lugares donde por ahora no hay infectados reportados. 

Matías Travizano tiene 40 años. Hace cuatro que vive en Estados Unidos. Allí, es CEO de la compañía GranData, que acaba de publicar un mapa público, gratuito y online para entender en qué lugares del país se respeta más la cuarentena , basado en los movimientos de los ciudadanos.

Los datos surgen de las aplicaciones móviles que están instalados en los teléfonos celulares. Es decir, no es un censo, pero por la masividad de las descargas es representativo del total de la población, dicen sus creadores.

«Cuando alguien comparte la información con las apps, algunas a la vez lo hacen con terceros. Eso es legal y lo aceptan los usuarios en los términos y condiciones», señala Travizano. En base a esa data, donde cada individuo está identificado con un hash (una cadena de números; es decir, la base de datos es anónima ), se armó este panel que identifica hasta 130 eventos por día de cada usuario. La «movilidad» la definieron en base a si «te moviste más de 100 metros del lugar donde estás la mayor cantidad del tiempo, o sea tu casa», explica.

Así, se llega al mapa online que tiene configurada la información por distrito. «Es un panel donde tenés información agregada por provincia y municipio comparado con cómo lo hacían antes de las medidas. En función de cuánto se reduce ves un color que te indica qué tanto menos se movieron. En rojo, la reducción fue menor; en verde, mayor: se respetó más la cuarentena», detalla Travizano.

Algunos datos llaman la atención: por ejemplo, Catamarca es la provincia donde la gente más se movió (16,81) y menos respetó la cuarentena, según este mapa. Casualidad o no, es junto a Formosa y Chubut, uno de los lugares donde por ahora no hay infectados reportados.

Basado en el movimiento reportado por celulares en forma anónima, el sistema estima el grado de acatamiento a la cuarentena que hay un distrito dado

El algoritmo detalla los metros que se mueven, pero no, por ejemplo, la cantidad de veces (una salida pudo haber sido al supermercado o farmacia). Incluso el radio en algunas zonas puede quedarse corto teniendo en cuenta que algunos tienen que moverse más de una cuadra para encontrar ese local. «Es un buen punto», admite el CEO. «Pero en principio lo hicimos para despertar la curiosidad y que se sepa que con datos y tecnología se puede ayudar a combatir el virus. Ahora queda en los gobiernos o en quiénes quieran utilizarlo, los que tengan la inquietud, determinar cuál va a ser la pregunta relevante. Yo no quiero poner el sesgo. Alguno me decía que mejor que el rango fuera de dos kilómetros. Si eso me piden, yo se los armo para ellos», adelanta.

Sobre el conflicto que puede generar el uso de los datos públicos aunque no individualizados, Travizano explica que «esta data ya existía antes. Ahora solo se expone. Para aparte ser más consciente de los datos que ya hay. Y tomar conciencia: ver el valor y los riesgos siempre es algo muy positivo», cree. ¿Los próximos planes? No es venderlo. «Planeamos hacerlo de código abierto», anticipa.

Puede interesarte también
Comentarios
Cargando...