Buscan que sea obligatoria la realización de ecografías fetales

La Cámara baja le dio media sanción hoy a un proyecto que así lo establece.

La cámara de Diputados dio sanción definitiva a un proyecto de ley a través del cual se incorpora con carácter obligatorio y como práctica rutinaria de control en el territorio provincial, la realización de ecografías fetales con evaluación cardíaca y eco doppler color a todas las embarazadas con edad gestacional entre las 20 y 24 semanas, especialmente en el periodo gestacional comprendido en la semana 22.

La iniciativa parlamentaria pertenece a la diputada Juana Fernández. En la ocasión estuvieron presentes integrantes de la organización no gubernamental Corazón con Agujeritos, con quienes la legisladora trabajó el proyecto. La diputada agradeció su acompañamiento y el de profesionales que aportaron al proyecto;, a la comisión, que le dio luz verde, con “la predisposición y valor de lo que significan patologías como estas, para tener una ley que mejore la calidad de vida de las personas que padecen esta enfermedad.

El estudio al que hace mención la normativa deberá incluir la evaluación de las cuatro cámaras cardiacas y el corte de tres vasos tráquea “ecocardiograma básico”.

Las embarazadas que resulten con alguna sospecha de gestar un feto con una cardiopatía congénita deberán ser derivadas para la realización de la ecocardiografía fetal, a cargo de un especialista en la materia.

De acuerdo al proyecto, se considera “ecografía fetal con evaluación cardiaca” y al “eco doppler” como prestación de rutina en todos los establecimientos de atención de la salud, públicos o privados, como también a la ecocardiografía fetal avanzada, cuando resultare indicado ante sospecha de anomalía/s.

La normativa incorpora la pesquisa neonatal de rutina obligatoria la atención de cardiopatías congénitas asintomáticas mediante la oximetría de pulso, estudio complementario de tercer nivel de detención que posibilite el diagnóstico temprano de cardiopatías congénitas durante el examen perinatal de rutina entre las 24 horas y 48 horas de nacido el niño, en hospitales, centros públicos y privados.

Se garantizará la evaluación, el seguimiento y tratamiento a lo largo de la vida de las personas con cardiopatías congénitas.

Puede interesarte también
Comentarios
Cargando...