Atacó a tiros a su ex pareja frente a su hija de 7 años y luego se suicidó

El agresor tenía una orden de restricción ya que la víctima lo había denunciado por violencia de género.

Un espeluznante hecho de sangre ocurrió ayer en horas de la siesta en la apacible localidad de Anillaco. Allí, Según fuentes policiales, el agresor identificado como Segundo del Valle Godoy (37) realizó varios disparos con un rifle calibre 22 a su expareja Amanda Angélica Barrera (29), frente a la hija de 7 años que ambos tienen en común, y se suicidó.

Al parecer, el agresor creyó que había matado a Barrera, por lo que luego de observar a la víctima en el piso se disparó con el arma en la boca y murió camino al hospital San Juan de Tinogasta. Mientras que la mujer se encuentra con pronóstico reservado en el hospital regional Enrique Vera Barros de la provincia de La Rioja, a donde fue trasladada de urgencia e intervenida quirúrgicamente luego de ser estabilizada.

Presuntamente el sujeto aguardó escondido con el arma de fuego en inmediaciones de una finca enfrente a la casa de la víctima y cuando ésta regresaba luego de una jornada laboral, con su pequeña hija, desde una distancia aproximada de 15 metros el hombre comenzó a efectuar disparos que impactaron en el abdomen y la cadera de Barrera, por lo que quedó tendida en el suelo.

Godoy se encontraba separado de hecho de la víctima desde hacía un mes aproximadamente, tiempo en que la mujer había radicado una denuncia por violencia de género, la cual fue puesta a disposición de la fiscalía de Quinta Circunscripción Judicial, que ordenó una serie de medidas restrictivas para el agresor que constaban de un régimen reducido de visita a sus hijos.

Aparentemente, este hecho habría desencadenado que ambos mantuvieran una discusión el día anterior, por lo que Godoy se habría retirado del domicilio de Barrera con amenazas de muerte. Al día siguiente regresó y le disparó tres tiros a la mujer. El primero no habría impactado contra ella, el segundo y el tercero dieron en el abdomen de Barrera. Y el cuarto tiro fue el que Godoy se descerrajó para quitarse la vida.

La niña, quien presenció el terrorífico episodio, huyó del lugar y fue en busca de su hermano de 9 años, que se encontraba en el interior de la vivienda.

Al lugar acudieron personal de la comisaría departamental de Tinogasta y médicos del hospital San Juan Bautista de nuestra ciudad.

La causa es investigada por la fiscal Silvia Álvarez, quien convocó al lugar al personal de la división Criminalística de la Policía de la provincia, que viajó desde la Capital de la provincia en compañía del cuerpo interdisciplinario forense.

Godoy disparó tres veces contra la madre de sus hijos y cuando la víctima se desangraba en el suelo, según fuentes policiales, pensó que la mató, por lo que se habría descerrajado un tiro en la boca.

Puede interesarte también
Comentarios
Cargando...